Zona sur
Lunes 29 de Agosto de 2016

Mando unificado en Alvear: dicen que se logró más agilidad en la Policía

Reforma. Desde que la fuerza está al mando de una sola persona hay mayor operatividad. Antes cada área trabajaba de manera individual.

Para el vecino, tal vez aún sean escasos los resultados de la nueva conformación de la estructura policial en Alvear, pero internamente la unificación de toda la fuerza bajo el mando de una sola cabeza, la del jefe departamental, los efectos empiezan a ser evidentes.
Mayor agilidad para disponer y montar los operativos y con más dependencias involucradas es uno de los resultados inmediatos de la modificación. Otro aspecto que también cambió sustancialmente es la disposición y distribución de los recursos materiales.
El 13 de julio pasado el ministro de Seguridad, Gianni Venier, puso en marcha una prueba piloto en Alvear con la idea de extenderla al resto de Mendoza. La nueva reforma policial depositó en el comisario a cargo de la Jefatura Departamental el control total de los recursos policiales y terminó con una estructura atomizada de la fuerza que tenía múltiples dependencias e igual cantidad de jefes que ejercían el mando desde la capital mendocina, cada uno de manera independiente y según sus criterios.
“Es un desafío personal, una prueba que obliga a buscar soluciones a los problemas que se presentan en materia de seguridad y dentro de la fuerza. Como también sé que ahora la responsabilidad de todo recae en mi persona y son el encargado de rendir cuentas”, arrancó la charla el comisario Antonio Cáceres, jefe de la policía alvearense.
Hacia afuera no se notaba pero raspando apenas la superficie del mundo policial, los problemas internos estaban a la vista.
La fuerza es una sola pero hasta antes de la unificación, entre los jefes debían andar pidiendo por favor. Si se disponía de un operativo entre varias dependencias, previamente se debía contemplar que no hubiera conflicto de intereses entre los jefes.
“En Alvear la policía siempre estuvo alineada detrás de la Jefatura Departamental y siempre respondió pero las dependencias que ahora dependen de mí, antes tenían un jefe directo y se presentaban problemas al momento de disponer de las maniobras. Ahora hay mayor operatividad y rapidez cuando se disponen servicios”, comentó.
Los operativos en la calle son un ejemplo pero hay cuestiones más básicas aún, si un móvil sufre un desperfecto mecánico o una nimiedad como la rotura de una cubierta, simplemente se saca de un lado, donde sobre o no se utilice momentáneamente, y se destina al otro y no se resiente el servicio. Hasta el 13 de julio, era imposible tomar una decisión tan insignificante. Cada área disponía de sus recursos y se las arreglaba con lo que tenía.
“Uno de los problemas que solucionamos fue el tema de los móviles. El 90% de las dependencias cuentan con movilidad. Sólo tres destacamentos quedaron sin unidades pero porque están arreglándose y ya están pronto a volver al servicio”, indicó el comisario Antonio Cáceres.
El 911 es más efectivo
Para la prevención y la lucha contra el delito “necesitamos de la gente, es fundamental ese apoyo”, dijo  el jefe departamental.   
Aseguró que “un simple llamado puede impedir un ilícito” y recomendó que “el 911 es lo más efectivo”.
“La gente está acostumbrada en muchos casos a llamar directamente a la comisaría, pero el 911 es más práctico y además queda todo registrado. Se graba la llamada y también está registrado desde quien atendió y cuál fue la respuesta que le brindaron a ese vecino”, explicó Cáceres.   
Por Gonzalo Villatoro

Comentarios