San Rafael
Miércoles 23 de Noviembre de 2011

Manisur, 51 años de vigencia

La firma es un emblema del Sur mendocino. Sus productos se comercializan en las góndolas de los híper y supermercados del país. En 2012 lanzarán una línea completa de caldos de cocina  

En un café entre amigos o el te de la tarde, con esas garrapiñadas que acompañan el brindis de noche buena, o dándole el toque justo a las comidas, en todos los momentos y circunstancias de la vida está presente Manisur, una empresa emblema en el sur mendocino desde hace 50 años.

Manisur nació en 1960 de la mano de Antonio Alonso como un tostadero más de maní y café que se vendía a granel y con el correr de los año fue diversificando la producción. Actualmente en la planta de Mitre al 3620 se elaboran 40 productos en 170 envases diferentes.

Además de Alonso, la sociedad se completa con Osvaldo García, que ingresó a la firma en 19798 y Juan Carlos Castellano que se sumó en 1994.

La producción

De aquellos años de venta directa al público, el tostadero se expandió hasta convertirse en una primera marca a nivel nacional. En lo que es garrapiñadas, estamos en segundo lugar detrás de un grande como Arcor”, comentó orgulloso Osvaldo García.

Infusiones, café, especias, condimentos, y la línea de cereales inflados se comercializan en las góndolas de las principales cadenas de hiper y supermercados del país desde el litoral, pasando por Cuyo y la Pampa hasta la Patagonia.

“Los Cambios han sido mucho, hay que pensar que al principio era un local de 400 metros cuadrados y se envasaba a mano, había solo dos empleados. Hoy se ha incrementado mucho a fuerza de inversión y sacrificio, la planta tiene 2500 metros cuadrados cubiertos, se emplea a 60 personas que trabajan en tres turnos rotativos y contamos con equipamiento de última generación”, relató Osvaldo.

La diversidad de productos les permitió, además, no ser una empresa estacional y mantener la planta funcionando todo el año.

“Ahora se viene la temporada fuerte de las garrapiñadas y el maní por las fiestas, cuando empiezan las clases es el cereal y en otoño las especies”, describió.

El lanzamiento

Pese a la gran variedad de productos que Manisur pone en el mercado, en la empresa trabajan a contra reloj para el lanzamiento de una nueva línea de productos: caldos de cocina en todas sus variedades.

“El marcado te obliga a anexar más productos y esa es la única manera de disputarle una porción a las grandes empresas”, expresó García.

El proyecto comenzó a cristalizar en el segundo trimestre de este año y la intención de los asociados es ponerlo en marcha durante los primeros meses de 2012.

“Acondicionando un sector de la planta, montamos una mezcladora y reacondicionamos una envasadora, el año que viene tenemos el producto en la calle”, cerró Osvaldo.

Con planificación y sin deudas

Manisur no está exento de las decisiones políticas de alto nivel y los acuerdos de precios que cerró el Gobierno nacional con las principales empresas del país en algunos rubros, como el café, “casi nos sacan de las góndolas”.

“Perdimos a razón de 20% por mes”, contó Osvaldo.

Más allá de esta situación, de los inconvenientes que genera la restricción a las importaciones con el consecuente incremento en los costos,

“seguimos adelante y apostamos a ir por más”, dijo.

El secreto para evadir los problemas de orden económico y político durante tantos años de permanencia en el mercado ha sido “la planificación y no tener deudas”.

“Las inversiones son planificadas y con recursos propios, no queremos deudas, lo que emprendemos se concreta en etapas “.

Comentarios