Espectáculos
Miércoles 23 de Noviembre de 2011

Manotazo de ahogado

Ashton Kutcher trató de reconquistar a Demi Moore con un coche de los llamados ecológicos por 100.000 dólares. No obstante, ésta ya había tomado la decisión de divorciarse seis años después de su sonado matrimonio con un hombre mucho más joven que ella.

De acuerdo con TMZ, Kutcher, aparente responsable de la ruptura por un romance con una joven de 23 años, quiso salvar a toda costa su relación con la actriz, sin éxito aparente.

El protagonista de Two and a half Men se decantó por un Lexus LS híbrido para demostrarle su amor y sus ganas de seguir adelante a Moore, dos días antes de su cumpleaños del pasado 9 de noviembre, para tratar de enterrar el escándalo de hace unas semanas en un hotel de San Diego.

Fue el pasado septiembre, durante el fin de semana de su sexto aniversario. En lugar de pasarlo con la protagonista de Ghost, Kutcher optó por celebrar una fiesta en un jacuzzi, desnudo y con cuatro chicas. Con una de ellas, Sara Leal, acabó por tener sexo, como ella misma confesó en una entrevista detallada sobre lo sucedido aquella noche.

"Como madre, mujer y esposa, hay determinados valores y juramentos que para mí son sagrados, y con ese espíritu he decidido seguir adelante con mi vida", indicó Moore a través de su cuenta de Twitter para anunciar su separación.

Kutcher, por su parte, usó el mismo método para responderle a la que será su ex mujer en breve. "Conservaré para siempre el recuerdo del tiempo que he pasado con Demi", dijo en su mensaje. "El matrimonio es una de las cosas más difíciles en el mundo y lamentablemente las cosas a veces fallan".

Comentarios