Deportes
Viernes 30 de Diciembre de 2011

Mar del Dakar: playas y fierros

Este sábado larga el cuarta edición del Dakar desde La Feliz. A24 te cuenta los entretelones de la competencia más esperada. Por Mariano Oliveros, enviado especial.

En Mar del Plata se respira el verano, pero esta vez hay otro aroma en el aire.

Ustedes saben, ese olor tan característico de los autódromos, mezcla de nafta, grasa y la combustión propia de motores poderosos. Como en boxes, pero en la calle.

Los turistas despreocupados que ya disfrutan la temporada se mezclan con una muchedumbre de pilotos, mecánicos, promotoras, periodistas y organizadores que corren histéricos de un lado a otro de la ciudad.

Las presentaciones de marcas, conferencias de prensa, desfiles, almuerzos, cenas y demás eventos se multiplican a medida que nos acercamos a la largada.

Cuando uno sale temprano a la mañana rumbo al Dakar Village en plena base naval (frente al golf) puede ver lo de siempre: hombres con heladeras portátiles, mujeres con malla y short, chicos alborotados... Podría tratarse de la escena clásica del verano marplatense, a no ser por un Hammer que acelera con todo por la avenida Colón.

El vehículo diseñado originalmente para la guerra es impresionante sin ningún condimento extra. Ahora, ver uno preparado para el Dakar es doblemente impactante. Es el número 300, el del campeón Nasser Al Attiyah.

Los sorprendidos turistas de la avenida Colón parecen no darse cuenta de que adentro va el carismático príncipe qatarí. No les importa. Sólo atinan a dejar lo que tienen en las manos para ponerse a aplaudir. El amor del argentino por los fierros es así. Aplauden el auto, y entienden el paso del Hammer como un espectáculo en sí mismo.

Unas 25 cuadras al sur, por la costa, está el Dakar Village, una suerte de hormiguero humano. El lugar elegido por la organización para ubicar el parque cerrado es una kermese. Por la módica suma de 10 pesos, la gente tiene acceso a múltiples atracciones, sorteos, entretenimientos. Hay simuladores de manejo, promociones varias de comidas, bebidas y artículos de todo tipo. La mayoría anda con su bolsita recolectando gorritas, remeras, llaveros o calcos.

El mundo Dakar da para todo. Los fanáticos tienen la suerte de sacarse fotos con los pilotos. Y los pilotos responden de la mejor manera.

Mar del Plata vivirá esta locura dos días más. Mañana será el momento del desfile por la costa hasta la rambla y la foto tradicional de los lobos marinos. El domingo 1 de enero será la largada formal. Ahí los motores empezarán a rugir en serio, y el primer destino será Santa Rosa, la capital de La Pampa.

 

Comentarios