Deportes
Lunes 14 de Noviembre de 2011

Maradona y Batista, citados a una audiencia de conciliación

El juez en lo correccional Fernando Pigni fijó la medida para el 21 de diciembre en la causa que el Checho entabló contra su antecesor por "los delitos de injurias reiteradas".

El juez en lo correccional Fernando Pigni fijó para el 21 de diciembre próximo la "audiencia de conciliación" en la causa que el ex técnico de la Selección argentina Sergio Batista entabló contra su antecesor Diego Armando Maradona por "los delitos de injurias reiteradas".

Fuentes allegadas a la investigación indicaron que la audiencia se celebrará, a la hora 11.30, en el despacho del magistrado, ubicado en el tercer piso de los tribunales de Avenida de los Inmigrantes 1950, en el barrio de Retiro, tal como se desprende de la cédula enviada a las partes.

En la notificación se recuerda lo dispuesto en el artículo 424 del Código Procesal Penal que establece que "cuando no concurra el querellando (en este caso, Maradona) el proceso seguirá su curso".

En tanto, el artículo 428 del mismo texto legal advierte que si en la audiencia no se produjere "conciliación ni retractación" el juicio continuará.

La causa se inició el 12 de octubre último por una presentación efectuada por el abogado Zenón Ceballos, en su carácter de apoderado de Batista, donde se alude a "un `crescendo` de especies ridiculizantes, primero y desacreditantes después" que le habría destinado Maradona "e forma intencional y asertiva que tuvieron una exponencial difusión mediática".

En uno de los párrafos de las 17 carillas que componen la presentación judicial se afirma que Maradona, con sus dichos y sus "previsibles designios" afectó "la reputación deportiva de la que supiera gozar (Batista) hace ya muchos años" mediante una supuesta "intermediación corrupta para incluir jugadores en la Selección Nacional, privilegiando la relación con los intermediarios".

Ello, según el letrado, provocó a su asistido "un daño moral incalculable y, asimismo, un perjuicio que habrá de mensurarse debidamente en la instancia y momento oportunos" y sostuvo que contra "esta querella que ningún hombre de bien vacilaría en promover, y las acciones civiles anexas que se instalarán, seguramente por montos millonarios, Maradona se abalanzó a declarar ante la prensa que con las costas de estos procesos pasaría una vejez muy confortable".

"Si decimos que la campaña de invectivas emprendidas por Maradona desde su alto nivel de espectabilidad que no es sinónimo de respetabilidad fue un `crescendo` intencionalmente dosificado, es porque a las iniciales y peyorativas referencias a su representado como Piñón Fijo, tratando de compararlo con un payaso", afirmó Ceballos.

La querella añade que "está meridianamente claro que la intención de Maradona fue herir el crédito y la reputación de quien lo reemplazara al frente de la Selección Argentina de Fútbol con expresiones que ninguna relación tenían con su desempeño técnico, sino que estuvieron enderezadas a pegarle a Batista en su línea de flotación, puntualizó.

Comentarios