Alvear
Jueves 22 de Septiembre de 2016

Más de 10.000 personas vibraron con Ciro y Los Persas en Alvear

El ex líder de Los Piojos hizo delirar al público con un recital que se extendió por dos horas y media. Fotos.

La expectativa previa fue tan grande que había una intensidad en el ambiente que se podía palpar. Y a las 21.42 esta tensión guardada por horas, estalló. Andrés Ciro Martínez entró en escena y no paró más

Durante dos horas y media, Ciro y los Persas no permitieron que las más de 10.000 almas que asistieron al estadio de Andes pararan de cantar, bailar y saltar bajo un cielo estrellado que terminó de redondear un marco espléndido al inicio de la primavera en Alvear.

El artista oriundo de Ciudad Jardín (Buenos Aires) hizo un repaso por sus grandes éxitos como los que consiguió con la ya mítica banda Los Piojos.

Pero dentro del amplio repertorio que desplegó sobre el escenario, Ciro tuvo un regalo especial. Recordó que el 27 se lanzará oficialmente "Naranja Persa" su nuevo álbum, del que ya está como adelanto "Similar".

Sin embargo quiso que en Alvear se escuche "por primera vez una versión nueva que hicimos", de Similar y para el delirio de todos lanzó: ¿me traerá suerte Alvear? y mirando a la multitud los desafió para ver "quien conoce la letra" y la respuesta fue unánime de todo el público que acompaño de principio a fin al ex líder de Los Piojos cantando y gritando.

Pasadas las doce de la noche, Ciro se despidió de Alvear entre ovaciones y aplausos incansables.

El pedido especial de Ciro

Todos los artistas siempre tiene exigencias extras a lo estrictamente económico, técnico o lumínico. En el caso de Ciro y la banda no hubo nada fuera de lo común. Alguna botella de vino y whisky también. Pero lo que el cantante solicitó expresamente fue jengibre y especialmente las raíces. Con ellas hace un té que está acostumbrado a tomarlo porque le hace bien a la garganta.

Sin problemas

El fuerte operativo policial que se montó desde las 8 de la mañana dio resultado. En total hubo 185 efectivos apostados dentro y fuera del estadio de Andes, como también en las cercanías y las rutas nacionales que surcan el departamento.

"Salió todo excelente, no hubo ningún inconveniente", dijo un ya tranquilo comisario Antonio Cáceres al termino del espectáculo

De todos lados

Como se presumía en la previa, llegó gente de distintos puntos de Mendoza, entre ellos muchos sanrafaelinos, como también de las provincias vecinas, San Luis y La Pampa, entre otras zonas del país como lo demostraba la bandera que tenía estampado Puerto Madryn.

Un poco de todo

Dentro del campo de juego había espacio para moverse con tranquilidad. Familias enteras disfrutaron del espectáculo y en el campo como las tribunas una postal común fue ver changuitos como bebés o niños en brazos.

No faltaron baños químicos y los puestos de comida o bebida, sin alcohol, cumplieron con las expectativas de la gente.

Comentarios