Deportes
Viernes 22 de Enero de 2016

Masche se equivocó y pagó

El Jefecito aceptó ayer ante la Justicia española  la condena por fraude fiscal  pero no pagará  con cárcel sino con una multa de más  de 800 mil euros.  Dijo que demandará a quienes lo  asesoraron mal.

El futbolista de la selección argentina y de Barcelona Javier Mascherano fue condenado ayer a una pena de un año de prisión, que no cumplirá, y al pago de una multa de 816.000 euros tras declararse culpable de dos delitos de evasión fiscal por 1,5 millón de euros que se le imputaron en España. “Me reservo la posibilidad de accionar contra aquellos que me asesoraron mal”, dijo en su defensa el futbolista.
La sentencia fue anunciada por la audiencia de Barcelona en presencia del jugador, quien debió presentarse ayer al mediodía español en los tribunales.
“Siempre estuve tranquilo”, aseguró Mascherano al salir de la audiencia y rodeado por periodistas y fotógrafos. Luego publicó en twitter (@Mascherano) un escrito en el que expresó su descargo  (ver aparte).
El juicio contra el Jefecito (mote que se ganó por derivación de Leonardo Astrada, a quien le decían el Jefe y fue el 5 anterior a Mascherano en River) sólo duró unos minutos.
“El señor Mascherano no es un delincuente, tuvo un asesoramiento equivocado y ha asumido la responsabilidad”, afirmó por su parte uno de sus abogados, David Aineto (el otro es Diego Artacho), quien pidió al tribunal que se le sustituya la pena de prisión por el pago de otra multa de 21.600 euros.
De pie frente al juez, Mascherano se limitó a decir “sí, estoy de acuerdo”, cuando se le leyeron las acusaciones en su contra y las penas solicitadas por la fiscalía, que habían sido pactadas a principios de diciembre.
La base del acuerdo judicial fue el reconocimiento por parte del jugador azulgrana de los delitos fiscales cometidos en 2011 y 2012 en relación con la tributación de sus derechos de imagen por un valor de 1,5 millón de euros, que ya devolvió al fisco.

Sentencia. Mascherano saldará sus cuentas con la Justicia pagando una multa de 816.000 euros, que corresponde a la suma del 40% del importe de la pena por el primer delito (235.128 euros) y el 60% de la segunda (581.344 euros).
Asimismo, el volante argentino recibió una pena de cárcel de 4 meses por el primer delito y de 8 meses por el segundo. A pesar de ello, no tendrá que cumplir prisión ya que la ley española establece hacerla efectiva, en caso de que no existan antecedentes penales, a partir de la computación de dos años. Pero en ese período no podrá ejercer su derecho a voto ni beneficiarse con subvenciones públicas. En el descargo dijo: “Esta  situación que me toca atravesar la tomo como una experiencia más, de la que salgo fortalecido”.

El descargo

“Por medio de la presente quiero alclarar algunas cuestiones ligadas a las últimas noticias sobre mi persona. En el día de hoy (por ayer) he llegado a un acuerdo con Hacienda de España, con sentencia firme y aprobación de todas las partes. Así una vez resuelta la parte legal y con la tranquilidad de tener regularizada mi situación fiscal, quiero hacer un breve descargo. Tras acordar mi llegada al Barcelona contraté a un prestigioso estudio fiscal español, con profesionales de renombre y excelente reputación. Fui asesorado por dichos profesionales desde el año 2010 hasta el 2014, cuando decidí cambiar de estudio ante el proceso que se había iniciado en mi contra y con evidencias de que mi problema era ya no potencial sino una realidad. Mis nuevos asesores me recomendaron pagar los impuestos reclamados por Hacienda, presentando lo que se llama rectificaciones sobre todos los ejercicios fiscales. Ahora, finalmente y luego de una amarga espera llega este acuerdo. Soy un deportista profesional, no tengo grandes conocimientos de cuestiones impositivas ni legales. Por lo tanto, debo apoyarme en gente que sí maneja estos temas técnicos y, para mí, complejos”.

El fisco español sigue tras Messi

El fisco tiene a maltraer a los jugadores argentinos del Barcelona. No sólo Javier Mascherano pasó ayer por tribunales, ahora fueron citados también el número uno del mundo, Lionel Messi, y también a su padre Jorge.
Se los acusa de tres delitos contra la Hacienda pública española, en un juicio que tendrá lugar los días 31 de mayo, 1, 2 y 3 junio de este año: tres días después de la final de la Champions (28 de mayo, en Milán) y tres días antes de que Argentina debute en la Copa América del centenario ( que se jugará en distintas sedes de Estados Unidos). La Pulga está en problemas aunque, según los medios españoles, podría pedir una prórroga para viajar junto al resto del seleccionado.
En el escrito de acusación, la fiscalía solicitó 18 meses de prisión para el padre del futbolista por evadir 4,1 millones de euros en impuestos. Pero Hacienda española pidió el archivo de la causa para Lionel, contra el que inicialmente se querelló, al entender que no tuvo conocimiento del fraude.
Si bien el padre asumió toda la responsabilidad, Messi será juzgado porque la abogacía del Estado mantiene la acusación y pide también una condena de cárcel, pero de 22 meses, contra el jugador por tres delitos contra la Hacienda pública española.

Fuente: Diario La Capital (Rosario) 

 

Comentarios