Mundo
Martes 10 de Noviembre de 2015

Mató a su mujer, publicó su foto en Facebook y alegó "defensa propia"

Un hombre que mató a su esposa y colocó una foto de la mujer muerta en Facebook no tenía motivo para temerle a pesar que alega haberlo hecho en defensa propia, dijo la fiscal al jurado el martes.
Al contrario, Derek Medina mató a su esposa en el 2013 porque ella amenazaba con abandonarlo, dijo la fiscal Leah Klein.
En su declaración inicial al jurado, la fiscal dijo Medina le disparó a Jennifer Alfonso, de 27 años, ocho veces durante la discusión en su casa. Klein dijo que Medina era un boxeador amateur invicto de 90 kilos (200 libras) que era mucho más grande que su esposa de 1,67 metros (5 pies 6 pulgadas). Medina nunca iba a permitir que ella lo dejara, dijo Klein.
"Nunca perdió una pelea de boxeo, y no iba a perder a su esposa, no iba a dejar que ella lo abandone como ella estaba amenazando", dijo Klein.
El mensaje en Facebook, agregó, fue su forma de cantar victoria. Medina, de 33 años, admitió en ese mensaje en Facebook que había matado a su esposa, aunque agregó que ella lo maltrataba.
"Hizo lo que la gente hace cuando gana", dijo Klein en relación a la publicación.
El abogado defensor Saam Zanganeh aplazó su declaración inicial. La defensa se enfoca en acusaciones de que Alfonso era drogadicta que golpeaba a su esposo y que practicaba un culto satánico, lo que provocó temor en Medina y lo llevó a matarla.
Un testigo, Paul Ampudia, era gerente de la agencia inmobiliaria donde trabajó Medina el día del asesinato. Ampudia testificó que Medina llamó esa mañana para avisar que había matado a su esposa y se entregaría a la policía, pero también mencionó que ella lo había golpeado.
Medina y Alfonso llevaban una relación tormentosa. Se casaron y divorciaron, y luego se volvieron a casar, muestran registros de la corte. El argumento que terminó en el tiroteo comenzó en su recámara, donde las autoridades dicen que Medina primero amenazó a su esposa con un arma de fuego cuando ella le aventó rímel y toallas. Terminó en la cocina, donde Medina dice que fue amenazado con un cuchillo por lo que regresó al segundo piso por su pistola y después disparó a muerte.
Medina se enfrenta a cadena perpetua de ser condenado y también está acusado de negligencia infantil ya que su hija de 10 años estaba en casa al momento del asesinato.
Fuente: AP

Comentarios