Mundo
Miércoles 04 de Noviembre de 2015

Mató a sus padres porque se iba a quedar sin herencia

Jeanette y Jeffrey Navin, de Easton, desaparecieron en agosto. Sus cuerpos fueron encontrados el jueves pasado afuera de una casa abandonada en el vecindario de Weston. Ambos habían sido asesinados a tiros.
Su hijo de 27 años, Kyle Navin, ya estaba en custodia federal por una acusación de armas tras el allanamiento de su casa de Bridgeport durante la investigación por la desaparición de sus padres.
Navin apareció ayer en un tribunal de Bridgeport luego de que la policía estatal lo acusara formalmente de asesinato. Se le ordenó permanecer en el lugar con fianza de 2,5 millones de dólares y debe regresar para la lectura de cargos el 24 de noviembre.
Su abogado, Eugene Riccio, dijo que la audiencia fue "solo el inicio de un largo proceso judicial" y se negó hacer más comentarios.
Según el expediente la madre de Navin le había dicho a una amiga que ella y su esposa planeaban vender sus negocios de acarreo de basura y borrar a su hijo de su testamento.
Jeanette Navin estaba enojada por el comportamiento y el empleo de drogas de su hijo, y su falta de pagos de la hipoteca e impuestos de la casa que le compraron, según los documentos.
Durante la búsqueda de setiembre en la casa de Kyle Navin fue encontrada sangre de Jeffrey Navin cerca de donde la policía descubrió un pedazo de alfombra de tres por dos metros que faltaba en el piso del sótano, de acuerdo con las declaraciones bajo juramento.
Una pequeña cantidad de sangre de Jeanette Navin fue encontrada en la camioneta de su hijo cerca de un agujero de bala en el cinturón de seguridad del lado del pasajero, según los documentos.
La sangre también fue hallada en una huella digital parcial del dedo pulgar encontrada en un abridor de la puerta del garaje en la casa de sus padres. La policía dice que Kyle Navin no se puede descartar como una fuente de la huella, pero las pruebas no demostraron a quién pertenecía la huella.

Comentarios