Escenario
Sábado 07 de Febrero de 2015

"Me gusta asumir riesgos", afirma el director Manuel Cansino

Después de 13 años de triunfar como director y productor del género revisteril, Cansino apuesta a la comedia y vuelve al escenario para protagonizar "Dos x Uno, comedia music hall".

Manuel Cansino es sinónimo de creatividad, energía y glamour. Cautivó al público rosarino con sus producciones más ambiciosas como "Re Viva La Revista", "Comiquísima", "Noche Fantástica" o "Noche Brillante" que fue protagonizada por Rocío Guirao Díaz. Y año tras año, apostó a la temporada teatral rosarina para que el público disfrute de la música y las plumas. Hoy, después de 13 años de triunfar como director y productor del género revisteril, Cansino apuesta a la comedia y vuelve al escenario para protagonizar "Dos x Uno, comedia music hall". El espectáculo que lo tiene como co-autor, director, productor y protagonista, estrena esta noche a las 22, en el teatro Mateo Booz (San Lorenzo 2243) y se presenta todos los sábados de febrero y marzo.

"Dos x Uno..." es una comedia de enredos situada en la fiesta de cumpleaños de Don Alfredo, donde se generan situaciones disparatadas con baile, canto e imitaciones. "Me encanta que el público se divierta, sobre todo en este momento en que la gente está tan politizada", aseguró Cansino después de 15 años sin pisar un escenario. La obra escrita con Juan Pablo Giordano, cuenta con un elenco rosarino que incluye a Silvina Santandrea, Carlos Ragona, Ana María Di Francesco, Carlos García, Silvana Michelini, Claudio Furnari y Florencia Amigo.

¿Cuántos años hace que no te subís a un escenario?

—Hace 15 años que no me subo a un escenario. La última vez fue en una temporada en Mar del Plata en el 2000. Y este año, estoy cumpliendo 13 años de producción de espectáculos con el music hall y la revista. Hace mucho tiempo tenía ganas de volver. Al final de cada obra que dirijo, siempre me subo al escenario para saludar al público y cada vez que lo hacía, sentía que el escenario me pedía que vuelva. Empecé a escribir "Dos x uno" junto a Pablo Giordano hace un año y medio. Y cuando surgió el personaje de Camilo, sentí que era perfecto para mí, y pensé, ¿por qué no aceptar este desafío? Además de actuar, canto y bailo y eso me permite mostrar todas las facetas de un artista, como hacen los actores en Hollywood. Si bien venía de producir, que también es arte porque es creación, hace mucho que quería expresarme con mi propio cuerpo. Así que la faceta actoral que tenía un poquito dormida desde hace tiempo, desde este sábado se va a volver a despertar.

¿De qué trata tu nueva creación, "Dos x uno"?

—Es una comedia de enredos donde los personajes entran y salen de escena todo el tiempo, con un elenco de artistas súper talentosos. La obra transcurre en la fiesta de 80 de Don Alfredo, un hombre muy adinerado que vive en un country. Yo hago el papel de Camilo, el hijo de Don Alfredo, y junto a mi hermana, interpretada por Silvina Santandrea, le organizamos el cumpleaños. Ambos lo tenemos medio olvidado a nuestro padre, ya que lo vemos una vez al año, pero él a la vez, también es un padre ausente. Don Alfredo es muy rico y tiene un séquito de empleados; una secretaria privada, una jefa de seguridad y un mayordomo. Mi personaje es un artista que vive en Miami y llega al país junto a su representante para asistir a la fiesta. A partir de este festejo, empiezan a suceder conflictos familiares que se intentan resolver adentro de la mansión.

¿Qué es lo que más extrañabas de la actuación?

—Extrañaba estar en el escenario compartiendo el feedback entre el actor y el público. Y sobre todo en este tipo de comedia "reidera", de abrir y cerrar puertas, donde la gente se compenetra con la historia y se divierte mucho. Hay momentos en que sentís la tensión y las carcajadas del público. Sentía la satisfacción desde el lugar de la creación, pero son los actores los que ponen el cuerpo. El director una vez que estrenó la obra, puede dar alguna indicación más, pero vivir cada función es mágico. Sentir vibrar al público es magnífico.

¿El público también participa del espectáculo?

—¡Claro! En un momento se arma la fiesta y el público se siente parte. Por eso se llama "Dos x uno, comedia music hall"; ya que incluye imitaciones, música, baile y mucho humor. Los personajes se desdoblan y hacen cosas desopilantes. Incluso en un momento hasta me doy el gusto de bailotear.

Entre tus experiencias teatrales como actor, ¿cuáles fueron las que más te marcaron?

—Hice varias obras, como "Secretos de hotel", junto a Mercedes Carreras, en el teatro Astros de Buenos Aires. Era una comedia musical donde cantaba y bailaba y me dejó una sensación hermosa. Después la vida me fue llevando a mi ciudad para empezar a producir para los rosarinos y gente de alrededores. Haber trabajado con Darío Víttori, Violeta Rivas, Néstor Fabián, Jorge Corona o Silvia Suller fue una experiencia maravillosa. Con Suller hice una obra que se llamaba "Tanga Feroz" en 1994.

¿Por qué decidiste cambiar de rubro y hacer comedia después de 13 años de revista?

—Me aburre hacer siempre lo mismo. Esta es una comedia con nudo y desenlace pero también hay glamour, brillo y diversión como en la revista. Me encanta que el público se divierta, sobre todo en este momento en que la gente está tan politizada. Porque como en el 2002 todo parecía derrumbarse y lo logré, ahora también siento ese desafío de subir al escenario. Me encantan los desafíos. Siento una emoción muy grande por volver a actuar, es algo mágico. Igual te voy a confesar que extraño un poco mi rol de director; me fijo que todas las luces estén bien y que los micrófonos funcionen. Y también, como productor, quiero saber cómo va la taquilla. ¡Esto de ser co autor, director, productor y actor es demasiado! (risas).

Comentarios