Deportes
Jueves 19 de Noviembre de 2015

Mega operativo de seguridad para Real Madrid- Barcelona

El derby español tendrá un dispositivo especial conforme el nivel 4 de alerta terrorista. El mismo supondrá un despliegue de más de 2.500 efectivos.

Temor y dudas más que entusiasmo y alegría podrían atenazar a los hinchas al reanudarse este fin de semana la acción en las ligas europeas tras los ataques terroristas de la semana pasada en París.
El clásico entre Real Madrid y Barcelona y el choque entre Milan y Juventus acapararían normalmente los titulares. Pero de lo único que se habla en los días previos es de la seguridad en los estadios.
Los estadios, y las ciudades enteras, estarán en alerta rojo en medio de temores de nuevos ataques. La atmósfera probablemente no sea tan festiva y en la gente reinará un cierto desasosiego. La rivalidad entre equipos como Real y Barsa pierde un poco de protagonismo, lo mismo que la posible reaparición de Lionel Messi y su duelo con Cristiano Ronaldo.
Los aficionados tendrán un deber cívico mayor. Se les pedirá un comportamiento modelo para evitar causar confusión o pánico en los demás. Por eso se desalentará el uso de bengalas y petardos. Cualquier estallido podría causar un caos.
Los clubes tendrán una gran responsabilidad, según el presidente de la Asociación de Manejo de la Seguridad y de los Estadios Europeos John Beattie.
No reveló qué medidas de seguridad adicionales se tomarán, aunque no descartó el que la gente sea revisada dos veces. "Si tratas de hacer eso en circunstancias normales, la gente probablemente se molesta", indicó. "Pero uno tiende a pensar que esta vez privará la mentalidad de 'mejor prevenir que curar'".
El clásico entre Real Madrid y Barcelona fue declarado de alto riesgo por las autoridades españolas y habrá medidas de seguridad sin precedentes, incluidos 1.500 guardias privados y al menos 1.000 policías, el doble que en un partido de alto riesgo normal. Habrá además varios cordones de seguridad.
El estadio madrileño Santiago Bernabéu ya ha sido blando de ataques en el pasado. En el 2002, explotó allí una bomba colocada por separatistas vascos horas antes de una semifinal de la Liga de Campeones contra Barcelona, hiriendo a 17 personas.
Y en el 2002 el estadio fue evacuado por unan amenaza de bomba hacia el final de un choque con Real Sociedad.

Comentarios