Espectáculos
Martes 06 de Diciembre de 2011

Mendocinos campeones

Marcela Furlano
mfurlano@diariouno.net.ar


La bachata, ritmo originario de República Dominica, ha tenido dos fuertes momentos en cuanto a su difusión: uno está ligado a fines de los ’80 y los ’90 con la música de Juan Luis Guerra y los 440, quienes lograron que el mundo entero escuchara sus poéticas letras, y su melodía suave y cadenciosa, con un dejo del bolero. La otra etapa la estamos viviendo, pero en este caso ligada mucho más al baile y a una fuerte penetración de este ritmo (como lo hizo en décadas anteriores la salsa) en Estados Unidos.

Quienes concurran a lugares donde se bailan o enseñan ritmos latinos habrán podido advertir este creciente fenómeno: las clases de bachata son de las más concurridas, sobre todo por parte de jóvenes que han encontrado en este ritmo la concreción de un sueño: “Que vuelvan los lentos”.

Si se va a bailar, en pista puede haber cinco o seis parejas bailando salsa, pero cuando suena una bachata, la multiplicación es evidente.


Mendoza en el podio
Esto se ha visto reflejado en el ámbito profesional, con la realización del primer campeonato nacional, el Bachata Jam, que reunió a los mejores bailarines del género en Río Cuarto y que coronó como campeones nacionales a una pareja de mendocinos: Gabriel Salgado y Leticia Beltrán.

En el certamen, cada provincia elegía entre sus bailarines a la pareja que los representaría y si no se hacían eliminatorias provinciales, los bailarines tenían la chance de presentarse en el mismo Río Cuarto en una instancia llamada “repesca” (similar a otro certamen, el Salsa Open). Entre las eliminatorias y la repesca fueron 20 las parejas que llegaron a la final el domingo 27 de noviembre. Cada una de ellas debía bailar una coreografía y luego pasar a la improvisación (es decir la instancia en que por sorteo eligen un tema y deben interpretarlo). Se hacía un promedio de la coreografía e improvisación a partir de las notas del jurado (en este caso eran seis) y así se eligió a la pareja campeona.

 

 

 


Show sensual
Gabriel y Leticia se sorprendieron un poco por los lineamientos generales de la competencia: el jurado no quería piruetas, trucos, que evitaran los pasos sueltos (sólo algunos tiempos para improvisar), insistieron en que respetaran el contacto estrecho que esta danza impone a los bailarines y que rescataran el espíritu sensual del ritmo.

El organizador del certamen fue Gastón Vidarte, un bailarín argentino que desarrolló su carrera profesional en Miami y que será quien estará a cargo de la gira de los campeones nacionales por diferentes destinos del país.

El periplo de los mendocinos incluirá tanto presentaciones como el dictado de talleres en distintas provincias de nuestro país. Eso sí: en el medio tienen que hacerse un tiempito para poder disfrutar el premio del certamen: un viaje a República Dominica, la cuna del ritmo que los hizo campeones.
 

Comentarios