Más noticias
Domingo 01 de Febrero de 2015

Mendoza busca imponerse como un destino de verano

La llegada de visitantes alcanzó un nivel de ocupación de casi el 70%, una cifra alta para la época en esta provincia. En promedio se quedaron ocho días. La expectativa generalizada es que febrero supere el arribo de turistas

Julián Vinacour
vinacour.julian@diariouno.net.ar

Poner en valor a Mendoza como un destino de verano, algo que hace unos años era impensado, es lo que el ministro de Turismo, Javier Espina, puso de relieve en el primer balance turístico del año.

Si bien aún su área no terminó de relevar los datos del primer mes del año, durante la primera quincena arribaron a la provincia 166.000 turistas, quienes ocuparon el 69% de la capacidad hotelera.

A su vez, el promedio de la estadía fue de 8 jornadas y el gasto diario de $672, lo que representa un ingreso para el erario provincial de $893 millones.

Optimismo oficial
“La segunda parte de enero siempre es mejor que la primera y febrero mejor que enero”, explicó el titular de la cartera y agregó: “Tuvimos un fin de año y un principio de 2015 que fue un éxito. El feriado puente sirvió mucho. Vamos a estar unos cuantos puntos por encima de años anteriores”.

En sintonía con Espina estuvo el gobernador Francisco Pérez, quien le comentó a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que “nunca se vio en Mendoza el nivel de turismo que tuvo enero”. Los dichos fueron el viernes pasado durante la firma del desendeudamiento de las provincias.

Porteños, a la cabeza
El 67% de los turistas que llegaron durante la primera quincena fueron de origen nacional, de los cuales el 44% fueron procedentes de la provincia de Buenos Aires y Capital Federal, el 14% de Córdoba, el 8% de Santa Fe y 14% arribó desde San Juan y San Luis.

El visitante extranjero configuró el 33% restante, que estuvo dividido en: 18% chileno, 3,5% brasileño y 10% de otros países de América y Europa,

El “mix” de rubros es lo que busca la mayoría d e los viajeros. “La combinación de vino, gastronomía y montaña, sumada a la buena temporada de agua que tenemos en el sur, ha sido clave. Todas las actividades acuáticas están teniendo un funcionamiento normal, a pensar de la crisis hídrica”, resaltó Espina.

Dónde estuvieron
Durante la primera quincena la ocupación en los lugares de hospedaje llegó al 69% y discriminado arroja los siguientes datos: Gran Mendoza 65%, alta montaña (Cacheuta y Uspallata) 70%, zona Sur 79%, Valle de Uco 75%, Luján y Maipú: 78%.

Sobresalen los hoteles 4 estrellas y hostels del Gran Mendoza, con una ocupación que se ubica en torno al 80%.

“Al observar estos datos, es posible asegurar con mucha satisfacción que el trabajo conjunto público-privado rinde una vez más sus frutos y que la promoción efectuada, sumada a la calidad con la que se prestan los servicios, hace que el destino Mendoza sea elegido por miles de turistas”, señaló el funcionario.

Mejor la segunda que la primera
El turismo aventura es uno de los ejes centrales de la actividad en Mendoza. Durante lo que va del año, los trabajadores del rubro coinciden en que respecto al año pasado hubo una disminución en las ventas, sobre todo durante la primera quincena, pero que a partir de la segunda la situación empezó a ensayar una mejora.

“La primera quincena está rara. No estuvo muy movido. La segunda para nosotros mejoró respecto a la primera. En febrero tenemos fe que levante aún más. Por eso habrá que ver cómo termina siendo la comparación con años anteriores”, comentó Rodolfo Navío, de Rafting Argentina.

Los deportes que más demandan los viajeros son, según este especialista, rafting, canopy, cabalgata y parapentes. “Los turistas que llegan a practicarlos son de lo más variados. Van desde familias o amigos hasta parejas viajantes. Hay de todo”, dijo.

En consonancia con Navío se expresó Mario Sarmiento, de Parapentes Mendoza, quien reconoció que “este arranque de año fue más flojo que los anteriores porque hay menos turismo en nuestro rubro. La mitad que el año pasado, prácticamente”.
 

Comentarios