Mendoza
Sábado 17 de Junio de 2017

Buscan imponer por ley la revisión técnica de autos

Así lo establece el proyecto de reforma de la Ley de Tránsito de la provincia. No hay plazos para su implementación. La idea es unificar criterios con la nacional. Aseguran que muchos vehículos no van a poder seguir circulando en Mendoza.

Mucho ruido están haciendo los cambios que el gobernador Alfredo Cornejo impulsó para mejorar la seguridad vial en la provincia, a través de la reforma de la actual Ley de Tránsito. Sin embargo, uno de ellos ha sido poco mencionado y es quizás el que más afecta a los automovilistas, ya que el proyecto de modificación de la ley 6.082 establece que se transforme en obligatoria la revisión técnica, por lo que todos los vehículos particulares deberán realizarla si no quieren sufrir una multa y la retención del rodado.
Actualmente, en Mendoza sólo realizan la revisión técnica los que se interesan por mantener en buen estado su vehículo y los precavidos que no quieren tener problemas cuando circulen por otras provincias, donde la exigen, pero son los menos.
Cuando anunciaron que sería obligatoria hace algunos años (algo que finalmente no ocurrió), más de 150 automóviles por día se agolpaban en los cinco talleres privados que hay en toda la provincia, habilitados para la revisión. Ahora, en cambio, son apenas cuatro o cinco vehículos los que se acercan diariamente a hacerla.
Según el director de Seguridad Vial, Oscar Hómola, "hay un gran número de vehículos que si fueran sometidos a la revisión técnica, no la pasarían". Sobre si es el 30% del parque automotor, como dijo Cornejo en el III Congreso Argentino de Seguridad Vial, aseguró que no sabe "si es la cifra exacta, pero es indispensable la obligatoriedad como medida de seguridad".
Aunque todavía no se sabe cuándo se implementará, porque para eso primero debe sancionarse la ley y decretarse la reglamentación, lo que es seguro es que Mendoza se sumará a la unificación de criterios pretendida por la Agencia Nacional de Seguridad Vial.
Tampoco está definido cuánto costará realizarla, porque son detalles que se conocerán cuando se reglamente, pero los valores no distarán de los que actualmente se cobran en los talleres privados (ver aparte).

¿Qué se hace?

A los vehículos se les revisa la distancia en que están corridas las ruedas hacia la izquierda o la derecha, se les miden las luces para verificar que tengan la potencia y la dirección correcta, se les controlan los frenos delanteros, traseros y el de mano, se los coloca en la fosa y se chequea el tren delantero, el trasero, la amortiguación y la medición de gases de escape. Además, si lo tienen, se les quita el polarizado de los vidrios.
"Hoy por hoy si no pasan la revisión, tienen que ir a hacerlo arreglar, pero en Mendoza pueden seguir circulando sin problemas. Lo lógico sería que lo arreglen y lo traigan de nuevo", explicó Luis Calderón, dueño del taller Revité.
Cuando el proyecto sea aprobado eso cambiará, ya que todo dueño de un vehículo que no pase la revisión recibirá las exigencias para la reparación, permitiendo la circulación pero emplazado para arreglarlo y volver.
En cuanto a los que no pueden seguir circulando, serán retenidos, con la novedad de que la ley dispone un plazo de seis meses al juez administrativo para que pueda disponer la subasta o, en caso de que no sirva para ser usado, descontaminarlo para mandarlo a desguace y convertirlo en chatarra.

Competir por el lugar

Sobre el sitio donde se realizarán las revisiones técnicas, Hómola expresó: "Los talleres actuales tendrán que calificar y competir contra otro privado que pueda aparecer para ser un oferente más en la licitación".
Calderón aseguró que lo lógico sería que las partes se reunieran para dialogar y de esa manera poder "implementarlo seria y ordenadamente, aprovechando la infraestructura que ya existe en la provincia".

revision-tecnica.jpg
Para tener en cuenta.
Para tener en cuenta.