Mendoza
Martes 18 de Abril de 2017

Condenaron a 4 años y 6 meses a los médicos Arzuza y Gassibe por la muerte de un paciente en una cirugía estética en 2013

La sentencia todavía no está firme. Se trata del caso de Roberto Del Barco (45) quien murió en la Clínica Excéllar, donde se iba a someter a una liposucción.

El médico cirujano Gustavo Arzuza (48) y su colega y socio Carlos Gassibe fueron condenados a 4 años y 6 meses por la muerte de Roberto Del Barco (45) ocurrida en 2013 en una clínica privada de Capital.

Además recibieron una inhabilitación de 9 años para ejercer la medicina.

Los dos médicos estaban imputados por homicidio doloso, pero el tribunal de la Primera Cámara del Crimen bajó dicha calificación a homicidio culposo y condenó casi con el máximo de la pena.

Esta sentencia aún no está firme y los defensores tienen 15 días para presentar un recurso de casación y "buscar la absolución", según manifestó el abogado Martín Ríos, quien consideró que es una pena demasiado alta para estos galenos.

Debido a esto Gassibe permanecerá en libertad y continuaría trabajando como cirujano plástico en la guardia del Hospital Lagomaggiore, hasta q quede fija su condena.

Mientras tanto Arzuza seguirá preso debido a que además de ahora tener esta condena, está procesado por la muerte de Isabel Beatriz Gattari (48), quien murió en 2016 luego de someterse a una cirugía en una nueva clínica del cirujano ubicada en calle Alem al 300, de Capital.

Previa
En la misma sala de debate esperaban la decisión final del tribunal los familiares de Del Barco en un costado, los familiares de Arzuza y Gassibe del otro lado y los dos acusados en el medio.

El tribunal le dio la posibilidad a los dos imputados por homicidio doloso de decir sus últimas palabras antes de escuchar su sentencia, pero no quisieron agregar nada.

Carlos Gassibe no abandonó en ningún momento su actitud desinteresada y quejosa que mantuvo durante todo el debate, mientras que Gustavo Arzuza se notaba ansioso y nervioso por el resultado final del juicio.

Ambos estaban imputados por homicidio doloso por la muerte de Roberto Del Barco, ocurrida en la Clínica Excéllar, ubicada en calle Pedro Molina al 500, de Capital.

El hombre, que trabajaba con un transporte, conocía a Arzuza porque sus hijas eran amigas y compañeras de colegio.

En una reunión el cirujano convenció a Del Barco de hacerse una liposucción ya que luego se vería mejor, sin panza y más a gusto con si mismo. "Es como sacar una muela", le dijo Arzuza en referencia a lo simple de la cirugía.

Pero el día del hecho las cosas no fueron tan sencillas debido a que cuando le colocaron la anestesia Del Barco murió.

"Se me murió el gordo". Así le dio la noticia Gustavo Arzuza a Adriana Alcalá, esposa de la víctima.

En su momento los dos médicos quedaron en libertad bajo fianza y continuaron con su actividad como médicos.

Comentarios