Mendoza
Jueves 11 de Mayo de 2017

El padrastro de Florencia Di Marco dejó tres cartas y en una se desligó del crimen

Los escritos están dirigidos para su madre, sus otros hijos y su pareja, madre de la pequeña que fue abusada y asesinada.

El juez penal Sebastián Cadelago confirmó que Lucas Gómez se quitó la vida ahorcándose en su celda del penal de máxima seguridad de Pampa de las Salinas y reveló que dejó tres cartas dirigidas a su madre, su mujer Carina Di Marco y sus hijos.

Gómez estaba alojado en un pabellón de seis celdas, solo, y era monitoreado por una cámara de seguridad que registraba sus movimientos, explicó el juez. Pero la cámara no captaba los movimientos dentro de la celda para respetar su privacidad. Hoy peritos de la división Informática hará pericias sobre esos registros fílmicos del Servicio Penitenciario.

Para quitarse la vida "Gómez usó un cable de red, de esos de internet unido al cordón del jogging que tenía puesto. Creemos que el cable lo cortó de la instalación de un teléfono que estaba ubicado en el pabellón, en el espacio común", dijo Cadelago. El pesado cuerpo del acusado de asesinar y violar a su hijastra pendía de una pequeña ventana metálica.

Hoy se hará la autopsia, pero Cadelago dijo que el cuerpo "no presentaba lesiones" y que agentes de la división Homicidios que acompañaron al magistrado en la inspección en la celda no registraron elementos que hagan presuponer que Gómez haya sido asesinado.

florencia di marco.jpg
La pequeña, víctima de abusos y homicidio.
La pequeña, víctima de abusos y homicidio.

Sobre una pequeña Biblia de escritorio, el juez secuestró una de las cartas, escrita en papeles pequeños y con un lápiz. "La carta a sus hijos es una carta de despedida y que los quería mucho. A su madre le pidió que los cuide y a su mujer le decía que él no había matado a Florencia, que la noche del hecho la encontró colgada en su habitación y que empezó a tomar y a consumir drogas y que tiró el cuerpo en otro lado porque pensó que le iban a echar la culpa", reveló.

Es materia de investigación por qué un preso que estaba aislado, que podía ser blanco de represalias por parte del resto de la población y que eventualmente podría quitarse la vida no fue requisado con mayor profundidad. Y a pesar de estar monitoreado por una cámara pudo ingresar un cable a la celda y un lápiz.

"Quizás se podría haber prestado más atención o cuidado", reconoció el juez.

Investigación administrativa

Horas después de conocerse su muerte en el interior de la cárcel, y según confirmó el interventor del Servicio Penitenciario, se abrirá una investigación administrativa en las primeras horas de este jueves para conocer más detalles en torno al suicidio.

"Quiero saber la conducta de los responsables del cuidado de la humanidad de Gómez, en Pampa de las Salinas", dijo Hugo Scarso.

Lucas Gómez estuvo 45 días preso en un pabellón donde era el único habitante. No estaba en contacto con ningún otro detenido y según se informó al momento de su llegada, allí se encontraba "resguardado y que podría cumplir todos los procesos de su detención". Y que además de prevenir ataques de otros internos, se habían "tomado todos los resguardos para que no se autolesionara".

También se dijo en su momento que Gómez recibía la atención psicológica por parte de los dos especialistas del Complejo Penitenciario; quienes en los primeros 8 días de su detención realizaron diferentes test sobre su conducta.

Este miércoles a la tarde, cuando los penitenciarios realizaban el recuento de los detenidos, lo encontraron sin vida. La primera información que recibió Scarso por teléfono fue que el detenido se había colgado en la celda que ocupaba.

Fuente: Medios - Diario UNO de Mendoza


Comentarios