Mendoza
Sábado 08 de Julio de 2017

Fallo clave de la Corte contra un juez que le dio $1 millón a su ex para no ser condenado

El máximo tribunal provincial rechazó un pedido de Gustavo Estrella para cerrar la investigación penal, quien alegó que reparó el daño a la víctima con un acuerdo monetario.

En un fallo inédito, la Suprema Corte de Justicia de Mendoza decidió rechazar el acuerdo al que habían arribado el juez laboral Gustavo Estrella y su ex pareja en un caso de violencia de género. La mujer lo había denunciado por una golpiza en el 2014. Sin embargo, tras un arreglo económico y el pago de un millón de pesos, ambos intentaron cerrar la investigación.

El juez de la Séptima Cámara del Trabajo, Gustavo Estrella, actualmente con un Jury de Enjuiciamiento por este caso, fue denunciado el 17 de mayo del 2014 por quien entonces era su pareja, María Ortiz. Ese día, en la casa que compartían en Ciudad, una discusión finalizó con la mujer golpeada y con moretones.
La víctima denunció a Estrella y él se defendió diciendo que respondió a las agresiones que ella le había propinado. Además, la acusó de haberle robado su teléfono.

El avance de la pesquisa derivó en la imputación del juez. El por entonces fiscal especial Daniel Carniello le endilgó el delito de lesiones leves dolosas, agravadas por el vínculo de convivencia que tenían.

Meses después y para profundizar la investigación en su contra, el Jury de Enjuiciamiento suspendió a Estrella en su cargo y le quitó los fueros. Este paso es obligatorio para que jueces, fiscales y defensores oficiales puedan ser investigados por algún delito.

Tres años después de la denuncia, el abogado Roberto Lavado, representante del acusado, presentó un recurso de excepción de falta penal por reparación integral del perjuicio. En pocas palabras, Estrella quiso remediar lo hecho mediante un arreglo con su ex.

La forma fue el pago de $1.000.000 a Ortiz, quien estuvo de acuerdo en el trato. Esto fue presentado en el Segundo Juzgado Correccional, alegando que el daño ocasionado se había reparado y que no había intención de ninguna de las partes de seguir con la investigación penal.

Todo lo expuesto fue rechazado en el juzgado, por lo que la defensa de Estrella insistió y llegó hasta la Suprema Corte de Justicia.

Foto-02.jpg
María Ortiz denunció a su ex en 2014 y ahora aceptaba el arreglo.
María Ortiz denunció a su ex en 2014 y ahora aceptaba el arreglo.

La postura del máximo tribunal

La Suprema Corte de la provincia compartió el criterio del juez correccional y no hizo lugar a lo solicitado por Estrella, apuntando a que Argentina se ha comprometido en tratados internacionales a no habilitar la mediación judicial en casos de violencia de género.

La defensa se amparó en el Código Procesal Penal que permite estos acuerdos en otros delitos y remarcando que a la víctima no se le imponía nada, sino que ella estaba a favor del arreglo.

La Sala Penal 2 de la Corte –integrada por Omar Palermo, Julio Gómez y José Valerio– en fallo unánime desestimó el planteo y lo consideró improcedente.

"Si bien se ha llegado a un acuerdo de un millón de pesos, que la víctima ha aceptado de plena conformidad, el mismo no constituye una reparación integral, sólo equivale a una reparación en una demanda civil", se explica en uno de los tramos del veredicto.

La Corte indica que la reparación no es integral porque la norma vulnerada (violencia de género) continua vigente.

"Así, el conflicto entre hombre y mujer frente a casos de violencia de género es indisponible y la solución en forma privada aparece como una alternativa prohibida constitucional y legalmente", agrega el fallo, que por último especifica: "La sola satisfacción económica de la víctima de violencia de género de ninguna manera puede considerarse una reparación integral".

De esta manera, el juez Estrella seguirá siendo investigado penalmente. Una vez finalizada la causa, el Jury podría llevarlo a juicio oral y público por su destitución.