Mendoza
Miércoles 02 de Agosto de 2017

Ley de Tránsito: habrá mayores exigencias para los conductores

El Senado dio este martes media sanción a la norma que establece penas más severas, entre ellas la inhabilitación para poder manejar para los reincidentes en faltas graves y gravísimas.

El Senado de Mendoza dio media sanción el martes por 19 votos a favor y 15 en contra, a la modificación número 29 de la Ley de Tránsito que data desde 1994.

En esta nueva versión, los conductores tendrán mayores restricciones a la hora de circular, al igual que los motociclistas y los usuarios de bicicletas. La reiteración de faltas graves y gravísimas será castigada con inhabilitaciones para manejar, que va desde los 6 meses al año, junto con la obligación de cumplir trabajo comunitario. La iniciativa pasó a Diputados.

Pero la discusión entre los legisladores de la oposición y los del oficialismo no se centró en la necesidad de endurecer la norma para intentar paliar la cantidad de accidentes viales y sus consecuencias, sino en el nuevo protagonismo que tendrán los 18 municipios en el esquema de control de las rutas, ya que deberán responsabilizarse de la seguridad vial por completo, excepto cuando en un choque se produzcan fallecimientos, en cuyo caso será la Policía de Mendoza la que hará todas las actuaciones.

También deberán crear sus propias policías viales, junto con los juzgados de Tránsito, en el caso de que no los tengan todavía.

Para esto, se fija un plazo de acuerdo a la zona: 3 meses para Capital, Godoy Cruz, Luján de Cuyo, San Martín y Maipú; 8 meses para Guaymallén, Las Heras, Rivadavia, Santa Rosa, La Paz, Tunuyán, Tupungato y General Alvear, y 12 meses para Junín, Lavalle, San Carlos y San Rafael.

El principal cuestionamiento realizado fue el criterio para determinar dichos plazos, pero además, los recursos que deberán disponer los intendentes para poner en marcha todo el sistema.

Para el bloque justicialista, que votó en contra en su totalidad, la norma es necesaria pero la financiación debía ser previa a su implementación, y no como consecuencia de empezar a cobrar las multas. Además de reprochar que la discusión de las modificaciones fue hecha sin llamar a participar a otros protagonistas, como las universidades, en la búsqueda de que la seguridad vial sea parte de una política de Estado de largo plazo.

En cuanto a la posición de la izquierda, se centró en la falta de revisión de otros aspectos del problema vial, como es el mal estado de las rutas. Según la senadora Noelia Barbeito, "la ley tiene un claro fin recaudatorio y no servirá para solucionar el problema de fondo".

transito-1.jpg
transito-2.jpg
transito-3.jpg
transito-4.jpg

Sin quórum otra vez
La ausencia de dos legisladores de Cambia Mendoza, Walter Soto, por enfermedad, y de Raúl Ferrer, quien chocó en San Luis y quedó internado con varias fracturas, hizo que el oficialismo una vez necesitara de la oposición para sesionar.

El punto lo hizo notar Patricia Fadel, del PJ, quien protestó por el hecho de que "se haya usado de forma demagógica el ítem banca para hacernos quedar mal al justicialismo, cuando el quórum es una herramienta política. Y nos obliga a sentarnos en las bancas sin estar de acuerdo porque sino parece que no trabajamos".


Fuente: Diario UNO de Mendoza