Mendoza
Domingo 09 de Julio de 2017

Los presos confeccionarán sábanas para los hospitales

Esta semana, 70 internos del penal Almafuerte harán 1.200 juegos para el Central, que usa 480 diarios, y el Gailhac. Buscan que los talleres del sistema penitenciario funcionen como proveedores habituales del Estado

Durante esta semana, 70 internos del penal Almafuerte empezarán a confeccionar 1.200 juegos de sábanas para los hospitales Central y Gailhac. Este es el primer proyecto de una serie destinados a realizar otros elementos que son necesarios en los efectores públicos.

La iniciativa está en el marco de las modificaciones a la Ley 8.465, por la cual se universalizó la obligación de trabajar de todos los internos, independientemente de cuál sea su situación procesal dentro del penal, esto es, si está sin condena o si ya tiene sentencia firme.

La ampliación de los talleres empezó por aquellos que ya tienen condena, pero la intención es incluir a todos los privados de la libertad, a modo de mejorar su estadía dentro de los penales, además de generar recursos para costear los gastos dentro de las cárceles y aprender un oficio.

En este contexto, el Ministerio de Salud firmó un convenio con la cartera de Seguridad, para aprovechar los 18 talleres que tiene el sistema carcelario local, dando inicio con la confección de sábanas y también con 32 bibliotecas de puerta alta para el Central específicamente.

Hay que tener en cuenta que las sábanas deben ser de alta calidad porque tienen mucha rotación y son lavadas a diario. Por ejemplo, sólo en el Central se utilizan 480 juegos de sábanas por día.

Rodolfo Montero, jefe de Gabinete de Salud, explicó que el taller textil estaba desaprovechado en toda su capacidad y la mayoría de los trabajos que allí se hacían, eran pedidos por el sector privado. De esta manera, el taller será el proveedor de este elemento básico para el funcionamiento de un hospital, posibilitando un ahorro del 40% de los costos. Además, detalló que serán realizados 1.000 juegos para el Central y otros 200 para el Gailhac. En este último caso, debido a que los abuelos allí internados suelen sufrir de incontinencia y es corriente el cambio de sábanas más veces de lo previsto. Aunque reconoció que si alguna máquina lavadora se rompía, tampoco había una cantidad suficiente de sábanas .
Con la confección de sábanas, ya son tres las tareas nuevas que hacen los internos, ya que limpiaron el Cerro de la Gloria y construyeron un aula en el penal de San Rafael.