Mendoza
Miércoles 07 de Junio de 2017

Más policías de Mendoza están implicados en los robos de Logística

Otros tres funcionarios serán sumariados por el saqueo de repuestos y neumáticos en las mismas divisiones en las que se hurtaba combustible. Dicen que son del mismo grupo.

Lo confirmó este martes el gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo: "Van a haber tres policías más investigados por todo lo que denunciamos en 2016 sobre el robo de combustible".

La novedad la dio al final de una rueda de prensa, sin extenderse en detalles, "los vamos a dar en su momento cuando hagamos el anuncio".

Lo anticipado por el mandatario tiene que ver con la investigación interna contra ocho policías de la que dio cuenta Diario UNO, en la que dos comisarios que son mellizos habrían comandado un millonario saqueo de combustible.

A esta presunta banda se le sumarían tres uniformados, de los cuales uno de ellos podría ser otro comisario. Lo que el Gobierno está esperando es que la Inspección General de Seguridad, que investiga las inconductas policiales, cite a los tres sospechosos y abra los sumarios respectivos para entonces oficializarlo.

Los tres uniformados están identificados y van a ser sumariados. Sólo resta iniciar el trámite, que sería en los próximos 20 días.

A este trío, se lo vincula con el grupo liderado por los jefes mellizos, Oscar Zingariello, comisario a cargo de la División de Mantenimiento del Automotor, y Carlos Zingariello, ex jefe de Mantenimiento Edilicio. Ambas secciones dependen de la Dirección de Logística.

Concretamente, se los sospecha de integrar el grupo que está bajo la lupa de la IGS y dedicarse al robo de repuestos y neumáticos en cantidad, ampliando el universo inicial que, se creía, sólo alcanzaba el saqueo de combustibles.

El caso refleja los desmanejos en la fuerza que más que malas administraciones, para los sumariantes se trataría de pura corrupción enquistada en la fuerza.

Pero no son los únicos casos. Muchos policías son expulsados por perder el arma o tener graves problemas familiares.

Conforme ante las novedades Cornejo señaló: "Con el recurso policial voy en la dirección que me propuse".

Decidido a una purga como en los años '90
Como en los tiempos de la purga policial que lideró a fines de los '90 Alejandro Cazabán, el gobernador Alfredo Cornejo dejó entrever que está decidido a purgar la fuerza de elementos que consideran que están lejos de cumplir con su función.

No sólo se estaba refiriendo a maniobras de corrupción, como las relacionadas con servicios extraordinarios y combustibles, que ayer volvió a citar, sino con capas burocráticas y jerárquicas que a su entender le complicaban el liderazgo de la policía.

"Se está haciendo un saneamiento policial muy fuerte y no damos abasto", recalcó el gobernador, quien reveló: "Cuando asumí el gobierno tenía 60 jefes policiales, todos comisarios generales (el cargo más alto en la policía)".

Comparó: "Santa Fe tiene 8, Córdoba 6 y la Provincia de Buenos Aires 14, así que reduje la cantidad de jefes. Hoy estamos en 18. Lo que encontramos es que la jefatura policial estaba sobredimensionada y la tropa disminuida", sentenció.