Mendoza
Domingo 01 de Octubre de 2017

Voto huérfano: los más de 171.000 electores que pueden cambiar la general

Las PASO dejaron partidos eliminados, otros que se bajaron y algunos heridos por las internas. Ellos y los de sufragios en blanco y nulos son la presa más buscada

Las elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) del 13 de agosto eliminaron a algunos precandidatos, provocaron la renuncia de otros, dejaron vivos a sectores internos derrotados cuyos votantes no se identifican con la lista ganadora de su partido y sumaron además una buena cantidad de votos nulos y en blanco. Todos componen el voto huérfano: un universo de 171.336 electores que podrían darle un giro a la elección general del 22 de octubre, un dolor de cabeza para unos y una bendición para otros. ¿En dónde se reubicarán todos esos votos? Es la pregunta del millón.

Para que se entienda la importancia de la cifra, cada candidato necesita entre 120.000 y 140.000 votos para conseguir una banca en la Cámara de Diputados de la Nación, recordando que sólo hay cinco asientos disponibles.

Por lo tanto, los 171.336 votos que quedaron huérfanos de las últimas PASO valen tanto como una banca en el Congreso. Son el 15,5% del total que emitió el sufragio, cifra que alcanzó 1.107.886 mendocinos.

El número es importante porque la diferencia entre el radicalismo de Cambiemos y el peronismo de Somos Mendoza fue de 7,69%.

Y la estrechísima distancia entre el FIT (Frente de Izquierda y de los Trabajadores) y la ONG Protectora que va con el sello del PI (Partido Intransigente), quienes terminaron tercero y cuarto, es de 1,33%
Esos votos sin dueño por ahora serán, sin duda, el coto de caza de los cuatro partidos que quedaron en carrera para la general.

Es una pelea crucial para los dos de arriba, porque seguros de conseguir dos bancas cada uno en el Congreso lucharán por la tercera.

Y para los de abajo (el FIT y Protectora), porque para conseguir una de las cinco bancas disponibles tendrán que duplicar la cantidad de votos que obtuvieron.

elecciones gamero.jpg

Recalculando
Concluidas las PASO, dos partidos de izquierda quedaron fuera de carrera. Ambos suman el 1,93%. Pocos días después, otros dos partidos, que pasaron el corte pero debilitados, renunciaron a la general: estos reúnen el 3,64% de los votos.

Con esto ya tenemos 5,57% de los electores que votaron por candidatos que no estarán en la general y deberá elegir a otro.

A ese lote se suman los derrotados en las internas cuyo voto podría migrar a otro partido en vez de apoyar al candidato ganador del suyo porque no se identifican con este.

Es el caso en Cambiemos de Fernando Armagnague, quien logró el 3% de los votos. Quienes lo apoyaron no se identificarían con la alianza UCR-PRO. Muchos especulan que ese 3% podría fugarse a Protectora.

Otro caudal importante que dieron las PASO dentro del peronismo es el del kirchnerismo de Unidad Ciudadana. Hay un bullicio de una fuga de votos a la izquierda porque los K no votarían al ganador, Omar Félix, pero en el PJ lo rechazan y dicen que tienen el 90% del voto propio.

El dato restante es el de los votos en blanco y nulos, que suman el 7%. Sobre los nulos, es un 3% que votó equivocadamente, porque puso dos, boletas, por ejemplo, y ahora podría corregir ese voto.

elecciones gamero 2.jpg