Deportes
Lunes 14 de Diciembre de 2015

"¿Messi? Mis ídolos son los Rolling Stones"

Así respondió Leonardo Pisculichi tras el primer entrenamiento de River Plate en Osaka, una jornada que finalizó en el estadio Nagai, siguiendo el triunfo del Sanfrecce.

Leonardo Pisculichi dialogó con la prensa tras el primer entrenamiento de River Plate en Osaka, una jornada que finalizó en el estadio Nagai, siguiendo el triunfo del Sanfrecce Hiroshima, que será su rival en semifinales del Mundial de Clubes.
"¿Messi? Mis ídolos son los Rolling Stones, me enfoco en eso. Me gusta mucho el fútbol, es el mejor del mundo y también Maradona", señaló el centrocampista cuando le preguntaron si el cuatro veces Balón de Oro era su referente.
Una forma de decir que el plantel de Los Millonarios está algo cansado de las constantes referencias a los azulgranas, cuando a ambos clubes les falta el partido de semifinales para disputar la gran final.
Ambos equipos conocieron este domingo sus rivales. Los azulgranas se citarán el jueves con el Guangzhou Evergrande, que sorprendió al América (2-1), y River lo hará un día antes con el Hiroshima, que goleó 3-0 al Mazembe.
"Juegan bien. Tienen buena técnica. Se defienden y atacan en bloque. Intentan jugar siempre", señaló el técnico Marcelo Gallardo a algunos medios después de haber seguido junto a su cuerpo técnico los dos partidos de cuartos de final.  
Charlas con Ponzio y Piscu
Los jugadores concluyeron su primer día en Osaka siguiendo en el estadio el segundo cruce, el choque entre sus dos posibles rivales. Nueve minutos antes del final abandonaron el recinto rumbo al hotel, situado en las afueras de la ciudad.
Por la mañana completaron el primer entrenamiento. En un espectacular recinto de 12 canchas, con un agradable sol de invierno y rodeados de equipos de niños jugando los partidos del domingo, los futbolistas disfrutaron en una primera parte de la sesión distendida, con varios juegos para soltar las piernas.
En ella el técnico Marcelo Gallardo aprovechó para hacer dos apartes. El primero con Leo Ponzio, uno de sus lugartenientes en el campo, y el segundo con Pisculichi que, según lo visto en los ensayos, se jugaría una plaza de titular con Lucho González.
"Tengo ganas, me siento bien, así que intentaré estar a la altura", dijo Piscu, especialista en el balón parado para Gallardo, tras algunas semanas con molestias.
A pesar de insistir en que hay que ganar a "todos los rivales", es difícil hacer una entrevista sobre el Mundialito y no hablar del campeón de Europa.
"La final contra el Barcelona está en boca de todos. Lo bueno de todo esto es que ellos han tenido un partido antes y vienen de empatar los dos últimos en la Liga", dijo Ponzio sobre la racha de tres igualadas de los azulgranas, la última el sábado ante el Deportivo de La Coruña (2-2).  
Mensajes con Suárez
"Esperemos que lleguen bajoneados y de la peor manera, pero debemos enfocarnos en lo nuestro. Aunque en un equipo de esa magnitud, que tiene muchas figuras, no influye mucho", añadió Piscu.
"El morbo está ahí, instalado en todos lados. Sería ideal terminar con un River-Barcelona", reconoció el uruguayo Carlos Sánchez, que confirmó que sigue hablando con su compañero de selección Luis Suárez sobre el partido que les puede enfrentar.
"Hablo todo el tiempo con él, pero son bromas que quedan entre nosotros. Él quiere ganar y yo también", dijo antes de salir corriendo al autobús, que le esperaba para partir.
La expedición regresó al hotel y el único aficionado que se había acercado a ver al equipo se quedó con las ganas. Impedido por el cordón policial, un joven japonés ataviado con la remera de River y con un cromo de Saviola vio como su ídolo se marchaba sin que le estampara su firma.

Comentarios