Policiales
Domingo 06 de Noviembre de 2011

“Mi marido es un hombre trabajador, no un barrabrava”

Melina Alí, la mujer de Hugo Martínez, baleado por la policía tras los graves incidentes entre Pedal y Huracán, contó cómo fue el incidente que casi le cuesta la vida a su esposo 

Luego de los incidentes en los que su marido, Hugo David Martínez, resultó herido por una bala de goma disparada por un efectivo policial, Melina Alí recibió a UNO de San Rafael para dar su versión (en una nota publicada este domingo en la edición de papel) de los hechos acaecidos hace poco más de una semana luego del clásico sanrafaelino entre Pedal y Huracán.

Según la mujer, Martínez concurrió al partido luego de almorzar con su familia. Melina recuerda que condicionó a su marido para que luego del cotejo fueran de paseo con sus hijos al parque.

También señaló que el operativo estuvo mal realizado, ya que permitieron que las dos hinchadas, una vez finalizado el encuentro, salieran del estadio al mismo tiempo. “Todos sabemos que eso no puede ser así, si viven peleándose incluso cuando no hay partido”.

Respecto a Martínez, su esposa explicó que una vez terminado el cotejo llegó a su domicilio, a una cuadra de la cancha, dispuesto a salir con su familia y dijo que iría a comprar cigarrillos a la estación de servicio cercana. “Yo le dije que se sacara la camiseta porque con los disturbios que había en la calle le podría traer problemas. Se la sacó, se la puso colgando del bolsillo del pantalón” y salió con el torso desnudo hacia la estación a dos cuadras de su casa.

El encuentro con la policía

Según el relato de Melina, al llegar a la esquina de Avellaneda y Sarmiento Martínez notó que algunas personas escapaban del operativo policial, por lo que decidió volver sobre sus pasos, momento en el que recibió el primer disparo en uno de los brazos; luego giró para mirar hacia el lugar de donde le dispararon y recibió otro proyectil que lo hirió en la zona del hombro izquierdo, el cuello y la clavícula.

Por sus propios medios pretendió trasladarse hacia su domicilio, pero en la entrada de la guardia del Hospital Español se descompensó porque perdía mucha sangre, ya que había sido afectada la arteria y cayó al piso.

Allí recibió la asistencia de un efectivo policial, quien le hizo un torniquete y unos enfermeros lo ingresaron al nosocomio, donde fue operado de urgencia.

“Por suerte lo atendieron en el Español, que no atiende emergencias, si lo hubieran trasladado al Schestakow habría muerto (por la distancia), porque incluso cuando estábamos en Mendoza en todo momento me decían que era muy difícil que sobreviviera”, indicó la mujer.

También aclaró que en su entorno familiar no hay mala intención contra la fuerza policial, “porque si no fuera por otro policía que le hizo el torniquete, no se hubiera salvado”.

Aunque están analizando tomar acciones legales, no han decidido aún cuál será el reclamo, cosa que definirá Hugo Martínez cuando se reponga, ya que por estos días fue trasladado a una sala común del Hospital Central de Mendoza.

La mujer se mostró molesta por las versiones que circularon sobre el caso y sobre su marido. A Hugo lo definió como un hincha más al que le gusta ir a la cancha de vez en cuando. “Mi marido es un hombre trabajador de la construcción y no un vago o un barrabrava como se dice por ahí”, afirmó para refutar los comentarios que circulan por su condición social.

Finalmente, la mujer agradeció a los doctores Cáceres y Occhipinti, quienes asistieron a su marido, e hizo extensivo el agradecimiento a la Policía Comunitaria que le facilitó el viaje a Mendoza, como también al resto de vecinos y amigos que le brindan ayuda en estos momentos de tanta dificultad por el difícil momento que está atravesando.

Comentarios