Primicias
Viernes 09 de Septiembre de 2011

Miente, miente… que algo quedará

Faltar a la verdad es una de las premisas del mundo del espectáculo. Casi con convicción, los protagonistas de la historia se terminan creyendo su propia mentira. Lo repiten hasta el hartazgo y, la duplicación del concepto, termina instalándose como verdad en los televidentes. Otro enigma de nuestro Maldito Acertijo…

Apareció un día. Casi de la nada. Nos sorprendió. Ocultó una historia que terminó por derribar a la última mítica pareja del mundo del espectáculo. Sin embargo, detrás de su colosal imagen se esconde una víbora que trepa y trema.

Es linda, aunque no termina de entregarse del todo al mundo de la belleza. Le basta para conquistar a un poderoso hombre de los medios y para destruir su vida casi de la noche a la mañana.

Los que la conocen como nadie saben que ella mienta. Que es real que lo buscó hasta encontrarlo, no sólo para sacar una tajada artística, sino también para tener ventajas económicas.

Así fue como inventó un falso novio para generar celos y limpiar su imagen. A esta altura, sus allegados, que no la están pasando para nada bien, planean desenmascararla.

Eso no es todo, la mujer en cuestión tiene ciertos problemas con las drogas y mucha de la plata que consiguió por hacer una sonrisa y mostrar las piernas terminó en manos de vendedores de estupefacientes.

Comentarios