La provincia
Viernes 24 de Julio de 2015

Milagros necesita una compleja silla de ruedas con urgencia para mejorar su vida

Esta adolescente de 13 años vive en Rivadavia con sus papás y tres hermanos. Sufre de parálisis cerebral. No puede caminar ni sostener su tronco ni mover bien sus manos. Realizan una campaña para poder reunir $38.000.

Por Enrique Pfaab
pfaab.enrique@diariouno.net.ar
El domingo Milagros cumplirá 13 años. Cuando nació le dijeron a su mamá que viviría sólo unas horas. Pero aquí está, yendo a la escuela todos los días, sonriendo. Cada día libra una pequeña batalla y cada día sale victoriosa. Su vida no es simple, pero por eso también ella es tan alegre y su sonrisa es tan amplia.
Milagros nació un viernes. “Comencé con el trabajo de parto en el hospital de Rivadavia y me derivaron al de San Martín. Fueron muchas horas y hubiera necesitado cesárea, pero Milagros nació de parto natural. Primero salieron sus piecitos. Le faltó oxígeno y tuvo una hemorragia cerebral que le produjo un daño irreversible. Los médicos me dijeron que no viviría, pero… ¡acá está!”, dice con felicidad su mamá, Angélica Sosa.
Milagros es una de los cuatro hijos de Angélica y de Adrián Funes, un matrimonio que vive en Santa María de Oro, en Rivadavia, en el Este de Mendoza. Gisela (20), Adriana (15) y Lautaro (10) completan la familia y este domingo festejarán el cumpleaños de Milagros, en la casa de sus abuelos.
Ella tiene parálisis cerebral. Su mente funciona perfectamente, pero su capacidad motriz está disminuida. No puede caminar ni tampoco sostener su tronco ni mover bien sus manos. “Hay que alimentarla con cuidado, porque se ahoga, pero… ¡come mucho y muy bien!”, cuenta su madre. Pese a ello pesa 30 kilos.
Desde los 3 años, Milagros va a la escuela especial 2-042 Dr. Alberto Juaire, en San Martín. Un transporte la lleva y la trae. No tiene su silla especial, la que necesitaría para poder mantenerse derecha. Las maestras, a las que sus padres no se cansan de agradecer, deben estar atentas para que su cuerpo no se incline y que su cabecita no caiga hacia un lado.
La  que necesita Milagros no es una silla de ruedas común, porque la niña requiere sostenerse derecha, que la sujete de frente y que le permita estar en una posición cómoda que no se dañe más su columna.
Pero su familia sabe que los costos de esas sillas escapan a su presupuesto. Su papá Adrián es trabajador de la construcción, su madre es ama de casa y el dinero nunca es suficiente para realizar un gasto semejante.
“Hace unos días una amiga, Cele Villegas, vio que ofrecían en donación una silla como la que necesita Milagros, pero en México. Entonces ella decidió armar un grupo en Facebook para conseguir fondos”, cuenta la mamá.
Fueron a pedir presupuestos. La respuesta fue: $38.000, para que sea una silla de ruedas a medida del cuerpo de Milagros y que cubra sus necesidades, ya establecidas por su traumatólogo de cabecera.
Milagros también necesita que se faciliten y agilicen los trámites en los planes de atención y de capacitación que necesita. Pero principalmente requiere que su vida sea mejor con pequeñas cosas como ésta. Poder estar sentada derecha y hacer sus actividades un poco más cómoda.
Es mucho, pero es muy poco. Sería un buen regalo de cumpleaños.
Teléfonos para colaborar
0263-154391186
0263-154391184
Facebook
Cele Villegas
Hugo Adrián Funes 

Comentarios