Más noticias
Miércoles 21 de Diciembre de 2011

Misterio revelado

Durante siglos los investigadores se preguntaron por el origen de las rocas de Stonehenge, uno de los monumento megalítico más visitados y fotografiados. Descubrieron que vienen de una colina, pero ahora se abren nuevos interrogantes.

Después de siglos de cuestionamientos, los científicos identificaron a las colinas de Preseli como el lugar de procedencia de las piedras de Stonehenge, monumento megalítico de la Edad del Bronce situado cerca de Amesbury en Inglaterra.

Una investigación del Museo Nacional de Gales y de la Universidad Leicester descubrió que el lugar del que tomaron las rocas fue a 70 metros de Craig Rhos-y-felin, cerca de Pont Saeson, informó la BBC.

Ahora el siguiente paso será investigar cómo fueron trasladados los monolitos desde la colina hace 3,000 o 1,600 años antes de nuestra era.

"Muchos se han cuestionado a lo largo de los años cómo se trajeron las piedras de Pembrokeshire a Stonehenge. Si fue con un transporte humano o a través del hielo. Gracias a la investigación geológica ahora sabemos la fuente específica de las piedras riolita, por lo que ahora los arqueólogos tenemos una oportunidad para responder la pregunta que ha sido ampliamente debatida", dijo el doctor Richard Bevins, investigador del Museo Nacional de Gales a la BBC.

Durante nueve meses, Bevins y Rob Ixer, del centro de Leicester, recogieron e identificaron muestras de rocas en Pembrokeshire en su intento por localizar el origen de las piedras con las que se construyó el monumento, que es Patrimonio de la Humanidad.

Analizando su contenido mineral y las texturas de las rocas, lo que se conoce como petrografía, comprobaron que el 99 por ciento de las muestras correspondían con las rocas de Pembrokeshire.

Son rocas volcánicas, riolitas, que según ambos expertos se diferencian de las que hay en otras zonas del sur de Gales y que se encuentran en unos centenares de metros cuadrados exclusivamente.

¿Cómo llegaron?

Se pensaba que las grandes losas fueron movidas en balsas, a través del río Avon y el canal de Bristol.

El problema es que Pont Saeson está al norte del Preseli, a cierta distancia de estos cauces de agua, lo que complica esta hipótesis. Una alternativa es que la naturaleza fue la que acercó las rocas a Stonehenge, debido a la trayectoria de un glaciar de la Edad de Hielo, pero no hay otras rocas en esa región de Gales con ese mismo origen, lo que elimina también esa opción.

En abril del 2000 se hizo una prueba real, intentando trasladar una piedra gigante desde País de Gales a Salisbury por tierra y mar, en un viaje de 386 kilómetros, utilizando solo la fuerza muscular y la tecnología de los humanos de hace 5,000 años. La piedra acabó hundida en el estuario de Milford Haven.

Comentarios