San Rafael
Martes 18 de Agosto de 2015

Mortalidad infantil: en el hospital han muerto 8 bebés

La estadística corresponde a los primeros ocho meses del año. Dos fueron por cardiopatía y el resto por prematurez. En el 2014 en el Schestakow la cifra ascendió a 15 casos. Infecciones cruzadas y desnutrición, entre las causas.

Uno de los principales objetivos de todo programa de Salud es  bajar la mortalidad infantil, sobre todo en el segmento neonatal, recién nacidos  y el perinatal con algunos meses de vida.
En principio, si bien el año no ha terminado, algunas de las medidas tomadas han tenido cierto éxito, aunque todavía la cifra de 8 bebés muertos no satisface a las autoridades del hospital público.
Es que la muerte de cualquier niño produce dolor y angustia, no sólo en la familia sino también en la comunidad médica.
El año 2014 no fue muy alentador porque fallecieron 11 bebés por prematurez y 4 con malformaciones genéticas. Esta triste estadística por ahora disminuyó en los primeros 8 meses del año, donde perdieron la vida 8 niños, seis prematuros y otros dos por fallas cardiológicas.
En este escenario, el director del Schestakow, Gonzalo Herrera, señaló que "la incorporación de una pediatra infectóloga contribuyó también a disminuir la mortalidad".
Según el profesional, "las infecciones cruzadas fueron parte de las causas de estos decesos y con la contratación de esta médica logramos mejorar este parámetro, que fue uno de los principales objetivos para este año".
Otro de los factores, quizás uno de los más preocupantes que inducen a partos prematuros, es la desnutrición de la madre, que en estos casos en su mayoría son adolescentes. Es que por  temor a sus padres muchas ocultan el embarazo y evitan el monitoreo.
En ese sentido, el funcionario dijo que "hay que perder ese miedo porque se pone en riesgo la vida del binomio madre e hijo, que necesita controles y una buena nutrición para evitar la prematurez".
Además de la especialista en infectología se contrataron, gracias a un programa nacional, 8 enfermeras neonatólogas que han reforzado la atención en esta área.
"Con la salud no podemos especular, en ese sentido toda inversión o  gasto es prioritario", señaló Herrera.
Prevención
Si bien algunas patologías no se pueden evitar, sobre todo las cardiológicas que en un 80% le producen la muerte a los recién nacidos, el control prenatal es un factor fundamental.
Al respecto, sobre todo en el segmento adolescente, las chicas desconocen los efectos que produce  en el feto el cigarrillo, el alcohol o el consumo de estupefacientes. "Evitarlos es fundamental para cuidar la vida del bebé y su madre", explicaron desde el nosocomio.
También dijo que "otra de las causas que aparecen son las malformaciones en el cerebro que ahora se pueden predecir gracias a que se incorporó una profesional en el diagnóstico por imágenes".
La consulta en los centros de salud, el pediatra de cabecera o  en el hospital forman parte de la prevención para evitar partos prematuros de riesgo que ponen en peligro la vida del bebé.
Otras muertes
En la franja etaria de hasta los 5 años se produjo en el 2015 sólo una muerte. El año pasado fueron cinco, aunque a este año aún le faltan varios meses para finalizar y poder comparar.
Marcelo Schmitt
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios