País
Jueves 15 de Diciembre de 2011

Moyano reclamó a Cristina que devuelva los millones de pesos "que le quitó a las obras sociales"

El titular de la CGT, Hugo Moyano, expresó hoy un encendido reclamo al Gobierno de Cristina Kirchner para que "devuelva los entre 12.000 y 15.000 millones de pesos que desde 2008 le han quitado a las obras sociales", al hablar ante miles de trabajadores en el estadio de Huracán.

Eufórico, el camionero advirtió que las obras sociales "comenzarán a caer en cesación de pagos" en las próximas semanas si el Gobierno no le paga la deuda y aclaró que ese dinero pertenece a los trabajadores.

"No nos quejamos de brindar más tratamientos (como el cinturón gástrico o la inseminación artificial), pero sí reclamamos porque
se quedan con el dinero que pertenece a las obras sociales y en poco tiempo más se comenzará con la cesación de pagos", dijo.
"Vamos a hacer un reclamo tan firme que van a tener que dar respuesta y no como ahora que se hacen los distraídos", dijo el
camionero en una clara alusión a la administración kirchnerista que conduce Cristina Kirchner.

Moyano recordó que el "compañero Néstor Kirchner" le dijo que iba a apoyar a las obras sociales y pero lamentó que desde 2008
"se diluyó esa promesa".

Remarcó el camionero que las obras sociales crecieron al mismo ritmo que la economía del país entre 2004 y 2007, pero ese ritmo se detuvo en 2008 por el freno al giro de los fondos por parte del Gobierno.

"¿Pero qué pasó? A partir de 2008, el ministerio de Salud hizo una mega denuncia a todas las obras sociales. Y aún hoy no se sabe por qué. No se sabe si son los medicamentos truchos. No se sabe nada", se quejó

En ese sentido, denunció que las acusaciones de Salud fueron realizadas por el Gobierno para a partir de allí no distribuir más
lo que las obras sociales tienen que percibir una vez que cubren los tratamientos oncológicos y de HIV.

"Hoy en día está entre 12.000 y 15.000 millones de pesos. Y no sabemos donde está ese dinero. Y ese dinero es el salario diferidode los trabajadores. Es una injusticia total", señaló el líder sindical.

Agregó que "las obras sociales ya empiezan a tener dificultades porque todos los días les incorporan una  responsabilidad más, como es el cinturón gástrico y toda esa  tecnología para que las parejas puedan tener familia". 

En ese sentido, dijo que el Gobierno "debería haber pensado el daño que le hizo a las obras sociales y a los trabajadores que las
utilizan".

Se quejó de que se haya creado "un manto de sospecha: parecía  que los administradores de las obras éramos asesinos seriales que le dábamos medicamentos truchos a los trabajadores".

Y por último, celebró que "con toda justicia haya quedado en libertad el compañero (Juan José) Zanola", titular del gremio
bancario y detenido en noviembre de 2009 por la megacausa de los medicamentos falsificados.

Fuente: NA

Comentarios