Deportes
Domingo 01 de Febrero de 2015

Mudó sus goles al Este sanrafaelino

Goleador. Tras un paso por el fútbol de ascenso español, Andrés Philippens se sumó a Monte Comán. Un delantero con roce internacional. 

El capitalino Andrés Philippens llegó en silencio y lentamente se ha convertido en un jugador clave en la ofensiva de Monte Comán. Surgido de las divisiones inferiores de Independiente Rivadavia, también tuvo un paso por clubes del fútbol español.

Nació en Guaymallén hace 23 años, comenzó en el fútbol de salón, tuvo un fugaz paso (apenas seis meses) en Godoy Cruz y pasó a Independiente Rivadavia.

Hasta que llegó la chance y se sumó al Sevilla Atlético de España (la filial del equipo de primera división).

Al año siguiente Philippens vistió los colores del Mallorca B, que también participa en segunda división.

Luego jugó para el Club Deportivo Puertollano, conjunto de tercera división cuyo entrenador fue Claudio Polaco Arzeno, ex jugador de Independiente de Avellaneda.

En la temporada siguiente realizó una pruebas en el Granadilla de Tenerife, pero como el cupo de extranjeros estaba completo no pudo quedarse.

Su último equipo fue el Benamiel de Málaga, donde cumplió muy buenas actuaciones.

"Gracias a Dios pude cumplir el sueño, sumar minutos en diversos equipos y vivir la experiencia fantástica de poder jugar en Europa”.

Su llegada al ferroviario

Al respecto comentó: "La propuesta de Monte Comán me interesó desde un primer momento y por eso decidí venir a jugar a San Rafael".

Es un delantero zurdo, con buen dominio del balón y un potente remate de media distancia.

Uno de los encargados del grito sagrado para que Monte Comán llegue al Federal B.

Trayectoria

Luego de seis meses en Godoy Cruz, pasó a Independiente Rivadavia. También jugó en Andes Talleres, Academia Chacras (logró el ascenso a primera A) y Luzuriaga, todos del norte de Mendoza. En España pasó por el Sevilla Atlético, Mallorca B, Club Deportivo Puertollano y el Benamiel de Málaga.

 

Comentarios