Mundo
Miércoles 14 de Junio de 2017

Incendio en Londres: "La última vez que los vi, estaban agitando los brazos por la ventana"

Algunos sobrevivientes del trágico hecho ocurrido en Lonfres relataron las escenas de horror que vivieron y observaron

Los vecinos que lograron escapar de la torre incendiada de Londres describieron escenas de horror.

"La última vez que les vi, estaban agitando los brazos por la ventana", relata Hanan Wahabi, de 39 años y vecina del noveno piso de la torre. Ella pudo salir del edificio pero parte de su familia, entre ellos su hermano, seguían atrapados en el piso 21 del edificio devorado por las llamas. "Vi cenizas entrar por la ventana del salón que estaba abierta. Al mirar fuera he visto que subían las llamas, la he cerrado a toda velocidad y he salido corriendo", explica Hanan, que abandonó la torre con su marido, su hijo de 16 años y su hija de 8.

"Llamé a mi hermano para saber si estaba bien. El fuego no había llegado hasta arriba del edificio. Me ha dicho que iban a intentar bajar pero luego hemos vuelto a hablar y me ha dicho que había demasiado humo", ha relatado Hanan. "Desde las 2 de la mañana no he vuelto a tener noticias".

"Soy muy afortunado de estar vivo. Muchas personas no han logrado escapar", afirmaba uno de los vecinos de la Torre Grenfell al periódico 'The Guardian'. "Lo he perdido todo. Estoy aquí con todo lo que me queda". Muchos de los que vivían en esta torre y que han podido salir ilesos se han refugiado en el cercano centro Rugby Portobello, donde han recibido sábanas y ropa y fueron atendidos.

"Mientras bajaba por las escaleras he visto a varios bomberos, muy valientes, que estaban subiendo por el edificio tratando de salvar al mayor número de gente posible", relata Paul Munakr, que vive en el séptimo piso. Munakr lamentó a la BBC que en el momento en que se desató el fuego, de enormes dimensiones, no se escuchó en el interior del edificio "la alarma antiincendios". Cuando ya estábamos fuera he mirado al bloque y el fuego seguía subiendo. Era como pirotecnia. Era increíble lo rápido que se quemaba todo".

Jody Martin, testigo del incendio desde el exterior relata haber visto "a una persona caer del edificio y a una mujer sujetar a su bebé fuera de la ventana, gritando". Paul Littlejohn, vecino pero no residente en el edificio, dice que vio "cosas cayendo, gente chillando y que saltaba para huir del fuego, tirando cuerdas hechas de sábanas para intentar huir. Una pesadilla"

Siar Naqshabandi, vecino del tercer piso de la torre, volvía a casa de madrugada, después de la 1:30, cuando vio el edificio en llamas. "Llamé a mi hermano y le dije que saliera corriendo". Varios miembros de su familia viven en la torre, en el piso 23, y aún no ha conseguido contactar con ellos. "Hablé con ellos, me dijeron que les habían dicho que no dejaran el edificio. Les dije que bajaran. Me dijeron que no se les permitía", ha relatado a 'The Guardian'.

"Si hubiéramos seguido en este piso, estaríamos muertos", contaba Michael Paramaseevan, que vive en la séptima planta, a la BBC. "Mi instinto me dijo que tenía que sacar a las chicas fuera de ese apartamento. Simplemente las saqué", cuenta.

"Algunos bomberos no podían poner la manguera en marcha. O no funcionaba o no conseguían girar la válvula. Estaban aporreando la puerta para entrar, pero como son puertas de incendios, no podían pasar, así que creo que lo que pasó es que el fuego estaba en la cocina, salió por la ventana y empezó a esparcirse", explicaba por su parte David Benjamin también en declaraciones recogidas por la BBC.

Fuente: El Mundo