Mundo
Martes 06 de Junio de 2017

Una política británica asegura que beber agua de la canilla vuelve homosexual a la gente

Susan King asegura que tras llevar a cabo numerosas investigaciones sobre la calidad del agua, ha llegado a la conclusión de que en el suministro hay "hormonas feminizadoras" que pueden cambiar la sexualidad de la gente.

La mujer considera que las "hormonas femininizadoras" están presentes en el suministro de agua y que pueden cambiar la sexualidad de la gente.

Durante una entrevista, Susan King fue preguntada sobre la negativa del líder de su partido, Tim Farron, a decir que tener sexo homosexual es un pecado. "Siento que las influencias ambientales estén afectando a la reproducción", fue su respuesta. "Toda contaminación está teniendo un efecto en nuestro ADN y nuestra población está cambiando y evolucionando".

King añadió que ha hecho una gran cantidad de investigaciones en relación con la calidad del agua, de donde ha obtenido su experiencia política y mediática, según 'The Telegraph'.

Las críticas a los comentarios de la candidata liberal no han cesado e incluso le han pedido que se disculpe por sus palabras. Kuldip Sahota, candidato del Partido Laborista de Telford aseguró estar "horrorizado y entristecido" por los "comentarios dañinos" de King sobre la sexualidad de la gente.

Fuente: Antena 3