Mundo
Viernes 17 de Marzo de 2017

Unos consoladores "espía" difunden las costumbres sexuales de sus usuarios

Un fabricante de productos para adultos indemnizará a sus clientes con 3 millones de dólares por obtener información sobre sus costumbres íntimas sin permiso.

Una corte de Illinois (Estados Unidos) ha decidido que el fabricante de juguetes para adultos Standard Innovation tendrá que indemnizar a sus clientes con alrededor de tres millones de dólares por utilizar sus productos para recopilar información sobre sus costumbres íntimas.

Durante una conferencia sobre seguridad informática que se celebró el pasado agosto, unos 'hackers' demostraron que podían piratear el manejo remoto de un modelo de consolador de esa empresa, que transmitía a través de los teléfonos inteligentes de los usuarios determinadas referencias —como la temperatura del terminal o la intensidad de la vibración— sin permiso y en tiempo real.

Standard Innovation admitió que obtiene "información limitada" para "realizar diagnósticos" que les permitan "mejorar" sus productos, pero sin identificar a ninguna persona. Sin embargo, esta respuesta no convenció a una habitante de Illinois, que presentó una demanda en la que acusó a la compañía de no respetar "el derecho a la privacidad de los consumidores".

Comentarios