Más noticias
Sábado 07 de Febrero de 2015

Murió el ilusionista René Lavand

El ilusionista René Lavand falleció este sábado a los 86 años en una clínica de la ciudad bonaerense de Tandil donde se encontraba internado desde hacía varios días.

El mundialmente reconocido por ser el maestro del ilusionismo y la cartomagia estaba en la Clínica Chacabuco de la mencionada ciudad de la provincia de Buenos Aires y su deceso produjo hondo dolor en Tandil de uno de sus vecinos más famosos en todo el mundo. Héctor René Lavandera, tal como era su verdadero nombre tenía 86 años y estaba siendo asistido en el citado centro de salud tandilense por una neumonía.

El ilusionista había nacido el 24 de septiembre de 1928 y, pese a contar con un solo brazo, era un experto en el manejo de naipes y en realizar trucos de ilusión.

De origen griego, Lavand se hizo famoso en la década del ’60 cuando llevó su arte a los escenarios de los principales teatros porteños como el Maipo y el Tabaris y fue quien implementó la frase "no se puede hacer más lento", utilizada en sus trucos.

El ilusionista de fama mundial estuvo en programas como el Ed Sullivan Show y The Tonight Show con Johnny Carson, en los Estados Unidos mientras que además se presentó en Las Vegas, Hollywood, Europa y hasta Japón.

En tanto, en el festival BAFICI de 2013 se estrenó la película documental El gran simulador, de Néstor Frenkel, que relata su vida. Su juego más famoso es la versión que realiza de un clásico de la cartomagia llamado "Agua y aceite" en el que utiliza la mencionada famosa frase mientras que fue Lavand el que acuño la palabra "lentidigitación" que, en contraposición a la prestigiditación, define a la ilusión ejecutada lentamente a fin de llevar la imposibilidad a su máxima expresión.

Otra de sus frases recurrentes en sus presentaciones en televisión, al enfrentar algún plano medio de cámara es "La cámara implacable no me deja mentir…".

Comentarios