Policiales
Miércoles 01 de Julio de 2015

Murió una anciana de 94 años tras recibir una feroz golpiza en un asalto en su casa

Estuvo internada 11 días por las lesiones que le provocaron delincuentes que entraron a robar en la casa de la localidad de General Belgrano, donde vivía con su hermana menor que sobrevivió al ataque.

Una mujer de 94 años murió tras agonizar 11 días por las lesiones que le provocaron delincuentes que entraron a robar en la casa de la localidad de General Belgrano que compartía con su hermana menor que sobrevivió al ataque.

Nélida "Pirucha" Briante, de 94 años, tía del famoso escritor Miguel Briante, falleció el martes tras agonizar durante once días, por una feroz golpiza que recibió cuando delincuentes entraron a su casa en la localidad bonaerense de General Belgrano.

"Todo el pueblo de General Belgrano está conmocionado desde que ocurrió el violento robo en la casa de Pirucha, una de las mujeres más respetadas. Teníamos la esperanza de que se recupere luego de la golpiza que recibió, pero su cuerpo dijo basta y falleció en las últimas horas", dijo el abogado Julio Torrada, oriundo de la zona.

El lamentable hecho, del que da cuenta hoy el Diario Popular, se registró el pasado 19 de julio, cuando "Pirucha" se encontraba en su casa con una hermana, Olinda de 80, y en ese marco fueron abordadas por malvivientes.

"Las mujeres vivían juntas en la misma casona. Son las tías de Miguel Briante, el escritor de la novela Kincón y reconocido periodista. Olinda fue golpeada, pero resistió mejor la brutalidad, y está fuera de peligro. En cambio, Pirucha quedó en muy mal estado. Se ensañaron pegándole en la cabeza", dijo Torrada.

Aunque la sospecha es que el robo fue perpetrado por dos delincuentes, aún no hay sospechosos. "Hay cámaras por la ciudad, pero nos informan que no hay filmaciones del momento en que ingresan a la casa, que está ubicada en pleno centro, a tres cuadras del edificio municipal", explicó el letrado.

Por el aporte testimonial de la segunda damnificada, se sabe que los malvivientes ingresaron a la casa y comenzaron a pedir dinero a las víctimas.

"Tocaron el timbre, y entraron a los golpes. Les pedían los ahorros. Mientras les pegaban con todo el salvajismo posible. Ambas quedaron desfiguradas", señaló Torrada.

"Las dos abuelas son solteras y vivían solitas. Estamos conmovidos, porque no hay antecedentes de un hecho tan extremo. En el último tiempo estamos sufriendo robos con violencia, con víctimas atacadas en sus casas. Se necesita mucha más seguridad", cerró el abogado.

Fuente: Noticias Argentinas

Comentarios