Espectáculos
Viernes 03 de Febrero de 2017

Música de Colección: Rolling Stones, control absoluto bajo mi pulgar

Míticos músicos. En esta oportunidad en su columna el autor relata la historia de una canción de los legendarios "abuelos del rock" y la polémica por el contenido de su letra.

Qué bueno es poder en el 2017 reencontrarnos con este placer de re visionar canciones que nos permiten viajar en el tiempo cuantas veces deseamos.
Después de las necesarias vacaciones, nos permitimos buscar y encontrar material para seguir compartiendo estas líneas impregnadas de melodías inolvidables.
Hoy no hace falta mucha presentación para esta banda que superó los 50 años de recorrido y que tuvimos el privilegio de que visitaran nuestro país en cuatro oportunidades (1995, 1998, 2006 y 2016) con un puñado de conciertos por vez.
Abrimos nuestro "hits-toria", con sus majestades británicas.
Under my thumb
Esta canción pertenece a la banda británica The Rolling Stones y fue escrita por Mick Jagger y Keith Richards. Aparece en el álbum Aftermath del año 1966. Aunque nunca se lanzó como single, se hizo muy popular y era incluida en varios conciertos y en discos recopilatorios.
Una de las características es el sonido del bajo con efecto fuzz (especie de distorsión) por parte del bajista Bill Wyman y Brian Jones tocando el riff con la marimba.
Esta canción, sin querer, está tristemente relacionada con la muerte de Meredith Hunter durante el concierto de los Stones en Altamont en el año 1969. Mientras los Stones interpretaban "Under My Thumb" se produjo una pelea entre el público y la seguridad, a cargo de los Hells Angels (club de motoqueros fanáticos de las Harley Davidson), Hunter fue apuñalado y murió.
El hombre que apuñaló a Hunter era Alan Passaro, miembro de los Hells Angels. La letra de Jagger celebra el haber ganado el control e influencia sobre una previa dominación femenina. La letra llega al punto de comparar a una mujer con una "mascota", lo que provocó reacciones negativas en los oyentes, sobre todo feministas.
Sin embargo, puede deducirse razonablemente que la canción es una viñeta, o simplemente una prueba de la malevolencia y de la tensión sexual, y que la malicia de las letras de Jagger son teatrales y no defienden una dominación masculina.
En 1995 Jagger dijo que la canción no era más antifeminista que cualquiera de sus otras canciones, pero sí era la caricatura y una respuesta hacia una mujer que tenía el control.
Lo bueno, si es breve, dos veces bueno, decía papá, por ello que trataremos de ser buenos para despedirnos, pero no breves, para poder así invitarlos a sintonizar este y otros tantos sonidos en la diosa del éter, radio95siete, todos los días, con todos los clásicos.
José Pipa Salvo
Especial para
UNO San Rafael

Comentarios