Espectáculos
Jueves 05 de Febrero de 2015

Natasha, la bailarina de la Vendimia que hoy triunfa con Stravaganza

Durante seis años, el Franc Romero Day fue la única escuela de baile. Un día dejó Maipú y probó suerte en Buenos Aires. Ahora todas las noches actúa junto a Flavio Mendoza.

Por Alberto Navarro
@AlbertNavarroOK

Las luces, la música y el escenario del Acto Central de la Fiesta de la Vendimia fueron durante seis años la una única escuela de baile para un maipucina llamada Natasha Ceccarelli, de 23 años, que hoy triunfa en Mar del Plata con Stravaganza junto a Flavio Mendoza y que en diálogo con UNO contó su asombrosa experiencia.

Natasha estudió una Tecnicatura en Anestesia y durante muchos años, seis exactamente, bailó en los actos centrales de la Vendimia sin haber asistido nunca a una escuela o academia de baile.

“Se dio todo de manera espontánea. Tenía ese sueño de probar suerte en Buenos Aires y me vine. Todo fue tomando su rumbo. Al principio fue duro, difícil, trataba de independizarme pero laburar de bailarina nos es fácil y menos en un lugar donde nadie te conoce”, contó en entrevista con Diario UNO.

“Después trabajé durante un año en el Circo Servían. Eso me ayudo a ganar mucha experiencia. Al terminar con eso seguí haciendo castings. Me presené al de Stravaganza un día a mediodía y a la tarde ya me habían confirmado. Sentía que ya había cumplido mi objetivo”, agregó.

”Con Stravaganza empecé en Buenos Aires en el Luna Park. Le quedaban las tres últimas funciones, y nos hicieron participar para que viéramos cómo era y nos fuéramos preparando para la temporada de verano. Hice un par de cuadros, estuve en el detrás de escena y realmente es una súper producción”, contó Natasha.

Actualmente forma parte del espectáculo llamado “Stravaganza Water In Art”, que tiene como cabeza de compañía en Mar del Plata a Flavio Mendoza.

La bailarina explicó que tiene muchos cuadros en el show y que está incursionando en el contorsionismo. “Trabajamos de miércoles a domingos. Hacemos una función a las 20 y tenemos dos días libres. Vivimos todos los bailarines juntos en un hotel y somos un lindo grupo humano al que no me costó adaptarme. Esto es un verdadero sueño.”

La temporada de verano culmina el 20 de febrero. Natasha dice que apenas termine quiere volver a Mendoza y por primera vez ver la Fiesta de la Vendimia como espectadora.

 

Comentarios