Más noticias
Jueves 27 de Octubre de 2011

Néstor visto por el filósofo Ernesto Laclau, de paso por Mendoza

“Kirchner es el estadista de mayor envergadura en 50 años”. Así definió al ex presidente el reconocido pensador argentino que vive en Inglaterra y goza de gran respeto en el kirchnerismo por sus teorías del populismo. De visita en la provincia habló con UNO.

Por Alejandro Gamero
agamero@diariouno.net.ar

El kirchnerismo lo tiene como su filósofo político de cabecera pero él niega que los asesore, afirma que con Néstor Kirchner estuvo una vez y dos con Cristina y que mantiene una relación cordial y de intercambio de ideas con algunos ministros del gobierno.

Ernesto Laclau, destacado filósofo argentino, asentado desde hace años en Inglaterra, está en Mendoza, adonde ha venido para hablar de “Populismo en América Latina: ¿una alternativa para profundizar la democracia?”. Charla prevista para este jueves a la 11.30 en la UNCuyo. Este miércoles, el pensador tuvo 20 minutos para Diario UNO.

–Se cumple un año de la muerte de Néstor Kirchner. ¿Que opinión tiene de él?
–Fue la figura de estadista de mayor envergadura que el país creó en los últimos 50 años. Él ha creado una divisoria de aguas en la historia argentina, en el nivel de los derechos humanos, en el económico con la ruptura del neoliberalismo de los '90, en lo social con la inclusión de nuevos sectores y en lo político con reformas que ha continuado Cristina, todos capitales para crear una sociedad más democrática.

–¿Su relación con el kirchnerismo?
–Se han dicho muchas tonterías, como que yo era asesor de los Kirchner. A Néstor Kirchner lo vi una sola vez en mi vida, el año pasado, cuando en San Juan me dio el Doctorado Honoris Causa. A Cristina la vi dos veces en la Casa Rosada.

–¿No lo llaman por teléfono para saber qué le parece tal o cual cosa?
–No para nada, en lo más mínimo.

–¿Qué piensa de la supuesta re reelección de Cristina Kirchner?
–No lo sé, es algo que habrá que verla. Sólo digo que si se reforma la Constitución para habilitar reelecciones indefinidas no puede hacerse pensando en la coyuntura de Cristina Kirchner ni de nadie.

–¿No ve mal la reelección?
–Soy partidario de la reelección indefinida, pero no estoy pensando en Cristina. Creo que es antidemocrático que si el pueblo apoya una figura se le impida reelegirla. En Europa los primeros ministros tienen reelección indefinida

–Viene a hablar sobre populismo y democracia. ¿Cómo le explicamos qué es populismo al hombre de a pie?
–El populismo no es una ideología, puede haber populismos de derecha y de izquierda. El populismo es una forma de construcción de la política que consiste en interpelar a los de abajo frente al poder y dividir el campo social entre las fuerzas de cambio y las conservadoras.

–¿Cuando hablamos de los de abajo hablamos de los excluidos?
–Sí, claro, pero se los puede incorporar de formas muy distintas. Yo creo que Benito Mussolini era populista pero Mao Tse Tung también lo era y obviamente Perón lo era.

–¿Históricamente no se ha visto al populismo como algo reñido con la democracia, a la que ha manipulado?
–No creo que eso sea verdad. Si ha habido un peligro para el sistema democrático argentino este no ha sido el populismo sino el neoliberalismo. Sin las dictaduras de Jorge Videla y Augusto Pinochet los planes neoliberales en América Latina no podrían haberse implementado.

–¿Y cuál fue su rival entonces?
–Hubo antagonismo entre el populismo y el Estado liberal porque este a fines del siglo XIX era la base de las oligarquías locales, las que no eran democráticas y no vehiculizaron las demandas de democracia de las masas del siglo XX

–¿Y eso ha cambiado?
–Tras la crisis de las dictaduras militares que golpearon por igual a estas dos tradiciones hoy ningún régimen nacional y popular en Latinoamérica cuestiona las formas democráticas del Estado liberal. Se está dando una síntesis que da optimismo al futuro.
 

Comentarios