Deportes
Sábado 24 de Enero de 2015

Newell’s fue un toro ante Chicago y lo goleó por 4 a 0

Ignacio Scocco, en dos ocasiones, Coty Fernández y Leandro Figueroa marcaron los tantos con los que el equipo del Tolo Gallego superó al Torito sin sobresaltos en Necochea.

 Newell’s impuso su categoría. Marcó la diferencia en nombres y, sobre todo, en el juego y no tuvo problemas para golear a Nueva Chicago en su segundo amistoso de la pretemporada en la costa atlántica (el primero fue con triunfo 1-0 frente a Belgrano). Scocco, en dos ocasiones, Coty Fernández y Leandro Figueroa marcaron los tantos con los que el equipo de Gallego superó al Torito sin sobresaltos.

   Fue un encuentro con dos tiempos de 30 minutos. De pretemporada —cabe resaltar—, donde se intenta no arriesgar tanto si no encontrar el funcionamiento. Y desde ese aspecto la Lepra mostró señales positivas. Como la solidez en el fondo, un Casco rápido y firme, un Paz (símil a Santiago Vergini en lo físico y en algunos aspectos) seguro atrás imponiendo su porte, un Bernardello con claridad en el manejo y, sobre todo, con un Scocco efectivo y volviendo al gol.

   El juego sirvió para observar también a un equipo que salió a asfixiar al rival. No lo dejó pensar, administró la pelota y así todo se le hizo más sencillo. Un monólogo en el arranque con posesión y generación de juego y que se trasladó a lo largo del duelo. La primera acción (8’) lo tuvo a Figueroa habilitando a Maxi y el cabezazo fue controlado por Tauber. Dos minutos más tarde Scocco maniobró dentro del área, le taparon el remate pero el rebote dio en una mano de un defensor. “Penal”, dijo el juez ante la mirada atónita de los de Chicago y el propio Scocco se encargó de romperle el arco a Tauber para poner el 1 a 0.

   Todo era rojinegro. La diferencia no hizo mermar el protagonismo y a los 14’ un tiro libre generó que Coty cabeceara en lo alto e hiciera rebotar la bocha contra un poste. Y él mismo, con un toque suave, concluyó la jugada para establecer el 2 a 0 parcial.

   El golpe que sufrió Villalba (ver aparte) hizo mover el banco a Gallego mandando a Castro a la cancha para que se repartan la tarea del Mudo con el Negro Figueroa en la zona central.

   La última acción del primer capítulo lo tuvo a Orzán —cumplió jugando en el lugar de Cáceres— habilitando a Maxi, pero ganó el uno.

   No dio respiro la Lepra cuando se puso en marcha la segunda mitad. Iban 12’ cuando Nacho encaró de frente al arco, desparramó al arquero y estableció el 3 a 0. Pero había más, porque Leandro Figueroa capitalizó un centro desde la derecha para poner el tanteador 4 a 0.   Newell’s ganó y goleó. Con presión, buen juego y dinámica.

 

Fuente: Diario La Capital (Rosario) 

Comentarios