Más noticias
Martes 20 de Septiembre de 2011

Ni chicha ni limonada

El diputado nacional Felipe Solá rompió este martes el silencio político que venía manteniendo desde hace un par de meses, hizo una autocrítica sobre su paso por el Peronismo Federal y se manifestó dispuesto a "colaborar" con la gestión del gobernador Daniel Scioli, con quien dijo mantener conversaciones en forma "permanente".

"En estos momentos soy independiente", se definió Solá cuando lo consultaron sobre su ubicación política, luego de haber enfrentado al oficialismo en las elecciones legislativas de 2009 y luego en la Cámara de Diputados.

El ex gobernador bonaerense indicó que está dispuesto a "colaborar" con Daniel Scioli en el gobierno provincial.

"Si estamos de acuerdo en lo que hay que hacer, colaboraría con Scioli. Daniel es un tipo humilde. Y es una posibilidad para el 2015", dijo.

En declaraciones radiales, Solá confirmó que está alejado del Peronismo disidente y admitió que en ese sector en su momento perdieron "de vista lo bueno que estaba haciendo el Gobierno".

"Hace tiempo que no me siento parte de la oposición", explicó Solá, aunque señaló que no es "kirchnerista" y que se define como "independiente".

Sobre su posicionamiento político, indicó: "Estoy sin ataduras, me gustaría estar dentro de lo que llamo un colectivo político, pero estoy bien libre". "Hubo posiciones personales que prevalecieron sobre el Peronismo Federal. Eso nos hizo mucho daño", agregó, al referirse a la alianza que mantuvo en su momento con Francisco De Narváez, Felipe Solá y Mauricio Macri.

Según indicó, "adentro" del Peronismo Federal sus dirigentes no estaban "muy bien" ya que "ninguno iba a apoyar a otro". "Se estableció una competencia medio absurda. Eso lo viví pero nunca lo hice público. Y cuando empezaron las disputas entre (Alberto) Rodríguez Saá y (Eduardo) Duhalde, tampoco lo hice público", puntualizó.

También evaluó que "el Peronismo Federal, como tal, cumplió su misión, porque en ese momento, en 2009, las provincias estaban sufriendo un centralismo muy fuerte".

"Ese centralismo ha aflojado. Mientras estuvo el Peronismo Federal, el Gobierno tomó medidas que nosotros pedíamos. Hoy no se vive una tensión tan fuerte como había en ese momento con algunas provincias", explicó.

Solá también valoró algunas medidas tomadas por el Gobierno nacional, y la "masividad" que, según dijo, el kirchnerismo logró después de la muerte de Néstor Kirchner. "Yo dejé de sentirme parte de la oposición hace mucho, cuando murió el ex presidente Néstor Kirchner. Ahí vi cosas que no había visto antes. Y vi que había algo que crecía, que uno no veía cuando era opositor. Eso lo vi durante todo el último año. Empecé a ver que siempre habíamos visto lo malo del gobierno, y no lo bueno. Y hubo medidas muy importantes, como la Asignación Universal por Hijo", puntualizó.

Solá dijo que el Peronismo Federal perdió de vista a "la clase media, media baja" y señaló: "Esa gente que llenó Tecnópolis nosotros no la vimos". Indicó que la agenda que llevaron desde la oposición al Congreso sobre cuestiones institucionales, como por ejemplo el control de los "decretos de necesidad y urgencia" no tuvo suficiente impacto y explicó que "mientras tanto el Gobierno hacía lo suyo".

Fuente: A24.com

Comentarios