San Rafael
Jueves 02 de Junio de 2016

Niegan que el puma del Zoológico de San Rafael esté en mal estado

Cultura Animal salió a refutar esa versión. Se está gestionando su traslado y el de los últimos ciervos que quedan en el predio de la Isla para su cierre definitivo.

Hace unos días comenzó a circular una versión que dio cuenta de un supuesto mal estado del puma que aún habita el Zoológico de San Rafael, que está en pleno proceso de cierre definitivo.
Ante este rumor, que circuló sobre todo en redes sociales, desde el grupo Cultura Animal, que hace tiempo viene trabajando en forma constante en el traslado de los animales del viejo Zoo hacia reservas mejor preparadas, negaron estos dichos y hasta lo hicieron con una foto actual del viejo puma (que ilustra esta nota).
"Hemos leído en varios grupos y páginas que están comentando sobre el estado del puma que aún se encuentra en el Zoo de San Rafael. Queremos informar para aquellos que desconocen la situación actual del mismo. El puma se encuentra en buen estado de salud, bien alimentado, en un recinto amplio con reparo. Ha sido visto y evaluado varias veces por veterinarios del Depto. de Veterinaria de acá, y por veterinarios de Mza. Capital. Aún sigue estando acá ya que se han demorado los papeles para su traslado, pero ya hay un destino para él y para los 4 guanacos (últimos animales que viven hoy allí). Todos los traslados deben ser autorizados por Recursos Naturales y coordinado con ellos. Cada re-ubicación es muy lenta por la burocracia que implica, además de conseguir y coordinar tanto los vehículos (camioneta, carro, camión, jaulas, etc), como la gente para poder llevarlo adelante, veterinario que acompaña, etc", informaron desde Cultura Animal.
Agregaron que "queremos destacar es que los animales que aún viven en el predio del viejo Zoo están en buen estado de salud, bien alimentados, en espacios amplios, y muy pronto serán trasladados para poder finalmente darle el cierre definitivo a ese lugar".
El puma está en buen estado aunque lógicamente triste por su soledad y confinamiento. Tiene entre 13 y 14 años, siendo que en cautiverio viven unos 18 años. Desde Cultura Animal dejaron en claro que se oponen a los zoológicos y por eso "venimos luchando hace varios años para poder trasladarlo y terminar con el sufrimiento que implica un zoo".

Comentarios