San Rafael
Jueves 20 de Agosto de 2015

Nieve en cordillera: la cuenca del Diamante está en un 80% de un año promedio

Recuerdan que aún hay tiempo para nuevas nevadas en la alta montaña. Comenzó la erogación de agua y se irá regulando según la disponibilidad. También se aprovechará las lluvias.  

Las temporales de nieve en la cordillera de las últimas semanas trajeron optimismo, pero aún hay cautela porque costará recuperarse de cinco años de crisis hídrica. En la Subdelegación de Aguas del Río Diamante calculan que “estaríamos en un 80% de un año promedio”.
El titular del organismo, Favio Chiacchio, recordó que “setiembre es un mes nevador, el invierno termina el 21 de setiembre, pero las condiciones en alta montaña siguen siendo muy frías hasta el 15 de noviembre, por lo tanto es esperable que tengamos alguna nevada en ese período”.
De todos modos también buscarán aprovechar las lluvias que se registren en los próximos meses para ahorrar agua en los embalses, “por lo tanto hay que ir complementando lluvias, nieve y requerimiento agrícola”.
Por lo pronto, el martes se terminó la corta anual y comenzó a erogarse caudal. “Hemos tomado la decisión en forma conjunta con los inspectores de mantener las erogaciones en 25 m3/s hasta fin de agosto y en el comienzo de setiembre vamos tener una nueva reunión para evaluar la situación de las nevadas”, adelantó Chiacchio.
Además, advirtió que “aún no hemos salido de la crisis hídrica, si bien el estado en cordillera nos indica que nos estamos acercando lentamente al promedio histórico, el agua es un tema muy sensible y por eso somos cautelosos. Los mismos inspectores de cauce nos han planteado cuidar el agua para meses de mayor requerimiento”.
Actualmente el embalse Agua del Toro está al 77% de su capacidad y Los Reyunos al 93%.
Limpieza en más del 70% de la red
Oscar Demuru, consejero por el Diamante en Irrigación, calculó que durante la corta anual de este año más del 70% de la red fue limpiada.
La limpieza de lo que resta lo harán las inspecciones de cauce y trasladarán el cargo a los regantes en falta.
Manifestó que “para que fluya el agua por las hijuelas es necesario un gran esfuerzo de los regantes con la limpieza de cupos” y recordó que la cuenca del Diamante tiene más de 80 kilómetros de red primaria (canales marginales), de los cuales el 90% está revestido.
Además, cuenta con 286 kilómetros de red secundaria (canales comunes), que “es como ir de acá hasta Lavalle”, y 2200 kilómetros de hijuelas regadoras, lo que “equivale a ir y volver a Buenos Aires”.

Comentarios