San Rafael
Miércoles 11 de Mayo de 2016

No darán garrafas a comercios que no respeten los precios

Las distribuidoras van a suspender la distribución a aquellos negocios que vendan la garrafa a más de $150. La medida sólo se puede plasmar si el comprador denuncia el abuso en las oficinas de Defensa al Consumidor.

La decisión ya está tomada, las distribuidoras suspenderán el envío de garrafas de 10 kilos a los comercios que no respeten el acuerdo tácito que existe para venderlas a 150 pesos.
Es que el abuso en estos tiempos de fuertes aumentos parece ser moneda corriente y por ese motivo los dueños de las distribuidoras, que mantienen los precios desde el año pasado, decidieron no colaborar con los comerciantes que quieran aprovecharse de los consumidores que no tienen gas natural y necesitan la garrafa para cocinar o calentar los ambientes.
En este contexto, el titular de la distribuidora Grupo Andino, Sergio Ferrandiz, señaló a UNO de San Rafael que “estamos haciendo un esfuerzo muy grande para casi sostener los precios del año pasado cuando una garrafa costaba $97 y ahora sale $100 en la distribuidora”.
El empresario, que ya tuvo contactos con funcionarios de Defensa al Consumidor, señaló que “es el comprador quien nos tiene que ayudar con su denuncia para evitar abusos y competencia desleal”.
“Al comerciante que encarga el pedido en la distribuidora, la garrafa le cuesta unos $120, por eso es lógico que la vendan a $150 para obtener su ganancia”, explicó el empresario.
Para Ferrandiz, “sostener los precios actuales es complicado” y agregó que “probablemente en los próximos meses puede haber un aumento en el valor de la garrafa”.
También aseguró que “no hay problemas de desabastecimiento porque se está respetando el cupo de provisión acordado el año pasado”.
En este complicado escenario, la directora de Defensa al Consumidor del Municipio, Pamela Torres, informó que “en caso de que no se respete este acuerdo necesitamos que el consumidor denuncie el abuso”.
“Hasta ahora -añadió- “no hubo denuncias, sólo  llamados por teléfono que hicieron algunos consumidores para asesorarse”.
Lo cierto es que con los primeros fríos del año se han incrementado los pedidos porque el 40% de la población no tiene conexión a la red de gas natural. En cuanto al precio de los tubos, Ferrandiz informó que “cuestan unos $750 pesos pero en estos casos no somos tan celosos con los precios y será el cliente el que deba elegir dónde comprar”.
La idea es tratar de estabilizar el mercado y evitar una corrida especulativa de los precios, sobre todo para proteger a los sectores más vulnerables que sufren las consecuencias de la inflación y muchos de los cuales tampoco puede conectarse a la red domiciliaria porque en sus barrios hay cañerías.
Desaparecido el programa “Garrafa para Todos”, este acuerdo tácito entre las distribuidoras y la Dirección de Defensa al Consumidor parece ser la única herramienta que tiene el consumidor para evitar los abusos.
En ese marco, Pamela Torres recordó que “las denuncias se recibirán de lunes a viernes en las oficinas de Comandante Salas 150”.
Continúa el programa “Plan Hogar”
  El “Plan Hogar” es un programa elaborado por el ANSES que da un reintegro en efectivo a quienes no tengan gas natural y que perciban un sueldo hasta dos salarios mínimos vitales y móviles.
La iniciativa oficial contempla dos tipos de reintegro, uno en baja temporada (de octubre a marzo) de $77 y un segundo en temporada alta (de abril a setiembre) de hasta $150.
La información fue confirmada en la delegación local de ANSES que tiene abierta la inscripción para todos los que deseen obtener este beneficio.
Este es el único plan de subsidio que existe para la compra de garrafas y por el precio sólo cubre una garrafa y media en invierno y menos de un envase en temporada baja.
 Los interesados deberán tramitar el subsidio con documento de identidad, recibo de sueldo y certificación de domicilio. Luego un asistente social comprobará si la persona está conectada a la red.
Marcelo Schmitt
unosanrafael 2012@gmail.com

Comentarios