Primicias
Lunes 12 de Septiembre de 2011

¡No era un trío!: Julieta Bal, la cuarta en discordia

Tras la escandalosa separación de Matías Alé y Andrea Estévez, aparece la figura de una cuarta persona, tercera mujer en el conflicto. No es otra que Julieta Bal, la hija de Silvia Pérez y Santiago Bal. La joven se llama a silencio pero es señalada como otras de las mujeres que se sintió desencantada ante explosión mediática.

Andrea Estévez fue engañada y decidió no callarse. Todos, absolutamente todos los que forman parte de este medio saben que entre la vedette y Matías Alé había un romance. Aunque ellos nunca hablaron en estos términos, estaba claro y confirmadísimo que eran novios.

Aunque Matías Alé no quiera reconocerlo, le hizo muchas promesas a Andrea. Quizá por eso, ante el engaño y la desilusión, la ex de Luis Miguel salió a patear el tablero.

La historia es esta: Estévez confirmó que Alé tenía un romance paralelo con la bailarina de Fortuna, Celeste Muriego. Es más, encontró los mismos mensajes que ella recibía en el celular de Muriego. Es decir que el ex galán de Graciela Alfano enviaba SMS en duplicado.

Después del escandaloso careo entre la vedette de Barbieri y Celeste, la bailarina de Fort, en donde las dos tenían los mismos mensajes de texto hablando de promesas de amor y las mismas fotos que Matías le mandaba desde Salta, las dos mujeres dejaron a Alé quien, mientras negaba todo, lloraba.

Andrea Estévez empezó a salir con él cuando Matías estaba cortando la relación con Silvina Escudero, y la bailarina de Fortuna cayó en las garras del actor hace 2 meses.

Pero, la historia no termina acá: Habría una tercera mujer, cuarta en discordia, que sería Julieta Bal. Fuentes consultadas aseguran que la hija de Santiago no quiere hablar porque no le sirve estar involucrada es estos conflictos amorosos, pero se pudo confirmar que la joven tiene los mismos mensajes y fotos que recibían Estévez y Celeste.

Además dicen que está perdidamente enamorada del actor y aún le cree sus promesas de amor y de blanquear en un futuro.

La revancha de Estévez recién comienza. Le habría dicho a sus íntimos que prefiere sufrir ahora y no toda la vida, y que está decidida a desenmascararlo.

Comentarios