Deportes
Sábado 31 de Enero de 2015

“No me olvido del inicio”

 La visita de un campeón. Sebastián Torrico vive el mejor momento de su carrera, pero resaltó que no se olvida del pasado. “Talleres y Godoy Cruz me ayudaron a crecer”, sostuvo.

Omar Alberto Romero
romero.omar@diariouno.net.ar

Sebastián Torrico sigue siendo el mismo de siempre, con la misma humildad y sencillez que lo ha caracterizado en su carrera desde que empezó a jugar en Andes Talleres y después en Godoy Cruz.

Hace un tiempo se metió en la historia de San Lorenzo de Almagro y en el corazón de los hinchas del Cuervo.

Con el Azulgrana, fue campeón del Apertura 2013, de la Libertadores2014 y se dio el gusto de jugar el Mundial de Clubes contra el poderoso Real Madrid.

Y entre tantos logros, como si fuera poco, viajó al Vaticano para visitar al papa Francisco. Una vida de película para el arquero mendocino.

“Siempre soñé jugar en un club grande y estar en San Lorenzo es el premio al esfuerzo, al sacrificio y a no bajar nunca los brazos. Muchos hemos quedado en la historia grande de este club al ganar la Libertadores”, comenta Torrico en su paso por Mendoza.

–¿Estás viviendo el mejor momento de tu carrera?

–Es el más importante como jugador, pero no me olvido de cuando empecé a jugar al fútbol en Andes Talleres o cuando estuve en Godoy Cruz y Argentinos Juniors, clubes que me ayudaron a crecer y a vivir este momento.

–¿Se te pasan muchos recuerdos por la cabeza de esos inicios?

–Sí, desde que era chico e iba a entrenar a Andes Talleres o lo que me tocó vivir en Godoy Cruz con el ascenso a Primera.

–¿Seguís entrenando por tu cuenta en los tiempos libres?

–Lo sigo haciendo para seguir perfeccionándome. Acá en Mendoza, cuando estaba en Godoy Cruz, en los tiempos libres me iba con mi hermano Leonardo a entrenar. El camino por el que me tocó llegar fue el más largo, pero lo logré de la forma más sana, que es entrenar.

–¿Te cambió la vida pasar al equipo de los casados?

–Era hora ya, me tenía que tocar(risas) .Hace muchos años que estoy con Belén, me tuvo mucho aguante. Tenemos dos hijos y era el momento de ponerle un orden a la familia. Es un lindo paso el que dimos.

–¿Qué significó perder con el Real Madrid?

–Fue duro. La verdad que teníamos mucha ilusión y habíamos llegado a la final. Pero de los errores se aprende y el fútbol siempre te da revancha.

–¿Enfrentar a Cristiano Ronaldo debe haber sido especial?

–La verdad que son jugadores distintos, no lo voy a descubrir ahora.
Fue un lindo desafío enfrentar al Real Madrid. Ellos eran los favoritos y nos ganaron, pero dejamos todo. Queríamos disfrutarlo.

 

Fuente: Diario UNO Mendoza

Comentarios