Policiales
Miércoles 22 de Abril de 2015

"No merece morir, merece sufrir", aseguró la madre del chico asesinado por su padre en un choque en Entre Ríos

Hebe Rulli detalló que el padre de sus hijos, Juan Romero, de 41 años, la llamó antes del hecho para decirle que “había tomado una determinación".

Mientas se intentan determinar las causas exactas del accidente que protagonizó un hombre junto a sus dos hijos, provocándole la muerte a uno de los menores, la madre de los nenes aseguró que el hombre provocó deliberadamente el choque.
Hebe Rulli detalló que el padre de sus hijos, Juan Romero, de 41 años, la llamó antes del hecho para decirle que “había tomado una determinación".
La mujer contó que ya había hecho tres denuncias contra Romero y que en una oportunidad ya se había llevado a los menores. "Tuve que ir a la Justicia para que me los devuelva y tuve que cederles los chicos de vuelta porque para la justicia, es el padre y tiene derechos, pero no a matarlos", afirmó.
Romero manejaba su Chevrolet en contramano por el kilómetro 242 de la autovía José Gervasio Artigas cuando chocó de frente contra un camión Scania.
Viajaba junto a sus dos hijos mellizos: Agustín, quien falleció a causa de las heridas sufridas, y Mateo, quien se encuentra internado y estable.
Por su parte, la Justicia provincial investiga si el accidente ocurrido en la ciudad entrerriana de Concordia fue premeditado por Romero, en medio de una crisis de pareja con la madre.
"Quiero justicia, porque hay gente que es capaz de defender a este hombre, principalmente la familia de él. Quiero que sobreviva y se acuerde de su hijo. No merece morir, merece sufrir", dijo la mujer.
Sobre la relación con su ex pareja dijo: ““Vimos psicólogos, psiquiatras, asistentes sociales. Incluso él me denunció por violencia. El inventó que yo los golpeaba. Me los sacó una semana. Fue la semana más larga”.
Hebe relató en radio Vorterix cómo fueron los minutos previos al choque. “Él le pidió el auto a la señora con la que salía, tiene su pareja ya. Y fue a donde están enterrados los padres. Creo que ahí tomo la decisión”.
“No me mandó mensaje, me llamó dos veces y no lo atendía, porque él me llamaba para torturarme. Pero me quede pensando que los nenes capaz tenían fiebre o algo. Entonces lo llamo de mi fijo. Y me dijo 'no me cortes porque va a ser peor'”, detalló.
Y continúo: “Pensaba que él se iba a ir lejos con los nenes, no pensé que iba a matarlos. Como 20 minutos hable con él. Nunca escuche a mis hijos atrás. Esto me dejo dudas. En un momento me dijo 'hasta acá llegamos' y me cortó. Le pedí a mi hijo mayor que lo llamara mientras yo llamaba a la policía. Escuchaba que discutían.
Cuando yo estaba haciendo la denuncia ya había tomado la decisión”.
En cuanto a la salud de su hijo, la mujer contó: “Me dejan entrar cada tanto. Esta muy lastimado, pero yo estoy muy esperanzada. Es muy fuerte, muy sano”.
“El hígado es el que esperar que deje de sangrar, tiene dos golpes fuertes en la cabeza, tiene pequeñas hemorragias, hay que esperar que desinflame”, agregó.
 
 

Comentarios