Deportes
Viernes 10 de Febrero de 2017

No sólo pasa en Argentina: estallaron los futbolistas uruguayos

Los dos clubes grandes de Uruguay, Peñarol y Nacional, comparecieron ante una comisión del Congreso para discutir distintas medidas.

Los dos clubes grandes del fútbol uruguayo, Peñarol y Nacional, comparecieron este jueves ante una comisión del Congreso para discutir medidas contra la violencia en los estadios, en una jornada en que decenas de jugadores protestaron ante puertas de la gremial por un diferendo sobre derechos de imagen.

Representantes de los equipos grandes se presentaron ante legisladores de la comisión parlamentaria sobre seguridad en el fútbol, a la que presentaron una evaluación de las medidas que están implementando para atacar la violencia en los campos deportivos y discutir sobre la coordinación con las autoridades para ello.

Jorge Barrera, delegado de Peñarol, declaró a la televisión que las medidas de seguridad aplicadas "se deben perfeccionar" y entre otros aspectos mencionó el sistema de venta de entradas con espectadores identificados, así como la aplicación del derecho de admisión a estadios.

Las listas de hinchas violentos marcados por los clubes y el margen de acción de los guardias privados también fueron discutidos. Proximamente está previsto que el Parlamento aborde el marco legal para modificar el sistema de admisión a los estadios y los dos grandes pretenden aplicarlo por su cuenta.

El torneo Apertura 2017 comenzó la semana pasada con incertidumbre sobre la aplicación y efecto de las medidas dispuestas por el gobierno y los clubes después que la temporada 2016 cerrara con clima violento: fechas suspendidas, sanciones, varios hinchas muertos a tiros e infinidad de incidentes dentro y fuera de los estadios.

Por otro lado, esta noche decenas de jugadores cortaron una avenida capitalina y se congregaron en la puerta de la gremial Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales (MUFP) para reclamar contra el plazo máximo del viernes para convocar a una importante asamblea. Justo ese día deben quedar concentrados para la segunda fecha del torneo Apertura del fin de semana.

Con pancartas que decían "Por nuestro futbol - Más unidos que nunca" los jugadores ahondaron su conflicto y en una proclama leída con megáfono pidieron la renuncia del presidente Enrique Saravia y "la remoción de la comisión directiva" de la MUFP.

Así, rechazaron realizar la asamblea el viernes y pidieron "transparencia" y elecciones anticipadas. Los futbolistas reclaman negociar directamente sus derechos de imagen y que la MUFP no actúe más como intermediaria. El conflicto llegó incluso a la selección uruguaya, y astros como su capitán Diego Godín y el goleador Luis Suárez transmitieron el apoyo a los jugadores en conflicto desde España.

Comentarios