Espectáculos
Jueves 22 de Septiembre de 2011

"No soy perfecta"

La actriz que interpreta a Buffy Cazavampiros, Sarah Michelle Gellar, padece un trastorno psicológico de dismorfia corporal. Esto hace que se angustie y preocupe por supuestos defectos en su figura y su aspecto que en realidad no son tales para cualquiera que la mire. Estas inseguridades le crean ansiedad, depresión y verdaderos problemas para mirarse al espejo.

Ella está convencida de que "la mayoría de las mujeres lo sufren", pero también admite de que a ella le preocupa algo más que a las demás. "Tengo que repetirme constantemente que soy humana, que no soy perfecta y que, además, soy madre. Tener un hijo repercute en ciertos cambios en la vanidad de cada uno y a mí me ha pasado. Estoy aprendiendo a ser menos crítica con mi propio cuerpo".

Fuente: ElMundo.es

Comentarios