San Rafael
Martes 21 de Abril de 2015

Novedades en el caso Roxana Toledo: hay más de dos sospechosos por el crimen

Es una de las hipótesis que se manejan en la causa. Por ahora ningún testigo declaró en sede judicial porque la causa sigue en la órbita policial. Más detalles en la nota.

La investigación del brutal cirmen de Roxana Toledo sigue su curso en la órbita policial, cuyos investigadores están abocados de lleno a recolectar las pruebas y detener a los sospechosos que estarían involucrados en el hecho. 
En este marco una alta fuente judicial confirmó a Diario UNO San Rafael que "habría más de dos sospechosos que estarían relacionados con el crimen". Es que todavía no está clara la conexión entre el intento de asalto que hubo en Tres Esquinas y el robo seguido de muerte que sucedió en la esquina de Balcarce y Alberdi. 
Existen muchas conjeturas porque hay diversos testimonios que todavía no fueron ratificados en sede judicial. Lo cierto es que los ladrones que cometieron el asalto no bajaron de un auto sino que aparecieron por Balcarce de norte a sur y allí atacaron a sus víctimas.
Por ese motivo todavía no está claro si ambos llegaron antes en auto desde Tres Esquinas o formaron parte de una banda que tuvo un primer intento de robo en ese lugar y un segundo en Alberdi y Balcarce.
Por ahora se desprende que la Mercedes Sprint, en la que viajaban Toledo y su compañera de trabajo, no fue seguida por un vehículo hasta Balcarce y Alberdi. Se sospecha que quizás ese auto las pasó en la ruta e hizo descender a los delincuentes en esa esquina. Si es así, se estaría ante más de dos personas, ya que los dos sospechosos iniciales fueron vistos salir corriendo y no en auto.
Otra de las incógnitas, que revelará la autopsia, es la mecánica del disparo que terminó con la vida de Toledo. Es que si aparecen vidrios en las heridas, se puede suponer que el disparo fue para romper la ventanilla del automóvil, pero ese dato aun no fue evaluado.
Por ahora la causa está caratulada como averiguación homicidio en ocasión de robo, cuya pena es prisión perpetua. Sin embargo con el correr de la investigación la misma se podría modificar si se prueba que el disparo no fue intencional. En sede judicial no ha declarado nadie (ni la compañera que viajaba con Roxana por ejemplo) porque la causa aún está en la policía y no pasa al juzgado aún.
En cuanto a la investigación policial ya se realizaron 7 allanamientos y se secuestraron algunos elementos sujetos a una serie de pericias ordenadas por la jueza Lidia Cóffano, que subroga en la causa a la titular del Primer Juzgado de Instrucción, Paula Arana. 

Comentarios