Zona sur
Domingo 12 de Julio de 2015

Novedades en el robo al concejal alvearense

Justicia. Al empleado municipal que le hallaron el TV robado al edil Ernesto López Cafferata lo complica un informe y le podrían endilgar encubrimiento agravado.

La situación judicial de Diego Figueroa, el empleado municipal de Alvear que el año pasado le encontraron artículos robados en su casa, entre ellos el televisor que le habían sustraído al concejal radical Ernesto López Cafferata, se complica.
El informe de la división de Delitos Tecnológicos lo hundió un poco más y ahora enfrentaría cargos por encubrimiento agravado.
Según fuentes ligadas a la investigación, pudieron determinar que el militante justicialista publicaba habitualmente en la web elementos para vender, pero poco antes de ser detenido lo hizo desde una computadora que había sido robada y también puso a la venta una PlayStation que era mal habida.
La causa que generó tanto revuelo por las derivaciones políticas ya que uno de los principales afectados fue el hoy presidente del Concejo Deliberante alvearense, salió a la luz a fines de enero de 2014.
Después de una seguidilla de robos que tuvieron como víctima al edil López Cafferata, la división Investigaciones siguió el rastro de una consola de juegos robada y llegó hasta la casa del empelado municipal. Lo delató la persona que le compró la Play.
Durante el allanamiento la policía incautó varios artículos, que luego fueron reconocidos por sus legítimos dueños. Entre ellos estaba la TV del concejal guardada en el placar, un equipo de música y la PC que tenía en uso.
“Esa computadora que tenía conectada la reconocieron porque tenía fotos de los dueños y además desde ahí publicó artículos para vender por internet”, confió una alta fuente ligada al caso.  
Durante la investigación, la policía no pudo determinar que Figueroa era el autor material de los robos.
Sin embargo, con las pericias realizadas por la División de Delitos Tecnológicos de Mendoza estaría el sustento legal para cambiar la carátula de la causa y pasar de encubrimiento simple a agravado porque además de poseer los artículos provenientes de un ilícito, Figueroa lucraba con ellos.
"Mi televisor estaba en la casa de un empleado municipal"
  El concejal Ernesto López Cafferata pasó por el Juzgado de Instrucción para seguir de cerca el avance de la causa y después no se anduvo con medias tintas cuando tuvo que hablar sobre el caso.
“Llegó el informe de Delitos Tecnológicos que dice que Figueroa vendía más cosas y yo no soy juez pero creo que esto sería un encubrimiento agravado”, tiró.  
Además de referirse a los aspectos legales de la causa, el presidente del Concejo Deliberante de Alvear también cargó contra el Ejecutivo Municipal.
“Mi televisor estaba en la casa de un empelado municipal que hasta el día de hoy está trabajando en el estacionamiento medido. Es Diego Figueroa, pero lo realmente preocupante de este caso es que tiene clase 8 y cuando la directora del estacionamiento medido se va o se toma vacaciones este señor la subroga con clase 12 y cobra mayor dedicación. Con lo que ha hecho, encima lo premian, es un error garrafal del Ejecutivo”, afirmó.
Por Gonzalo Villatoro

Comentarios