Deportes
Sábado 22 de Octubre de 2011

Nueva Zelanda es el gran favorito ante Francia

En la esperada final del Mundial de Nueva Zelanda, el quince local es el amplio favorito para ganar este domingo (desde las 5, hora argentina) su segunda corona ante los galos.

Los All Blacks neozelandeses son los grandes favoritos en la final del Mundial de rugby, el domingo en el estadio de Eden Park de Auckland contra Francia (5:00 hora argentina), y en caso de victoria lograrían su segundo título después de varios fracasos.


Francia, que disputa su tercera final de un Mundial, tratará de romper los pronósticos siendo el primer equipo que llega al último encuentro tras haber perdido dos partidos, ambos en la fase de grupos frente a los propios All Blacks (37-17) y Tonga (19-14).


Para muchos observadores, incluida la prensa neozelandesa, particularmente virulenta con los galos, Francia no tiene ninguna posibilidad en esta final repetición de la de 1987, también en Auckland, en que los All Blacks ganaron por 29-9.


Además de los dos partidos perdidos en la fase de grupos, Francia no mereció ganar la semifinal contra un equipo de Gales que jugó la mayor parte del partido con uno menos (9-8).


Los All Blacks, en cambio, dieron recitales en sus partidos, incluida la semifinal contra Australia (20-6).


"Es siempre lo mismo con los All Blacks. En cada partido, son favoritos, pero yo creo en las posibilidades de mi equipo", afirma el técnico francés, Marc Lièvremont, muy criticado desde su nominación en octubre de 2007.


Los franceses tienen la ventaja moral de ser la bestia negra de los All Blacks, a los que ganaron en semifinales en 1999 (43-31) y en cuartos de final en 2007 (20-18).


Francia se apega a su triunfo en cuartos de final contra Inglaterra (19-12) para creer en sus posibilidades.


"Nunca se sabe muy bien cómo llega Francia por lo que nos preparamos como si fuéramos a jugar con el mejor equipo del mundo.


Tienen las individualidades para ganar, la única duda es cómo jugarán como equipo", declaró el seleccionador neozelandés Graham Henry.


El inicio del partido será probablemente determinante para los franceses el domingo en un ambiente hostil en Eden Park, por lo que su receta será ponerse por delante en el marcador y meter presión de ese modo a los All Blacks, obligados a ganar.


Esta séptima final de los Mundiales tendrá duelos explosivos y atractivos como el que tendrán las terceras líneas, lideradas por los dos capitanes, Richie McCaw y Thierry Dusautoir.


La inmensa responsabilidad de liderar el juego recaerá en dos aperturas inesperados, ambos de 22 años: Aaron Cruden, brillante tercera posibilidad de Graham Henry tras las bajas por lesión de Dan Carter y de su suplente Colin Slade, y Morgan Parra, medioscrum francés reposicionado en el curso de la competición por Marc Lièvremont.



Estos serán las formaciones de ambos equipos:


Nueva Zelanda: Israel Dagg; Cory Jane, Conrad Smith, Maa Nonu, Richard Kahui; Aaron Cruden, Piri Weepu; Kieran Read, Richie McCaw (capitán), Jerome Kaino; Brad Thorn, Sam Whitelock, Owen Franks, Keven Mealamu, Tony Woodcock.
Reservas: Andrew Hore, Ben Franks, Ali Williams, Adam Thomson, Andy Ellis, Stephen Donald, Sonny Bill Williams.

Francia: Maxime Medard; Vincent Clerc, Aurelien Rougerie, Maxime Mermoz, Alexis Palisson; Morgan Parra, Dimitri Yachvili; Imanol Harinordoquy, Julien Bonnaire, Thierry Dusautoir (capitán); Lionel Nallet, Pascal Pape; Nicolas Mas, William Servat, Jean-Baptiste Poux.
Reservas: Dimitri Szarzewski, Fabien Barcella, Julien Pierre, Fulgence Ouedraogo, Francois Trinh-Duc, Jean Marc Doussain, Damián Traille.
Árbitro: Craig Joubert (RSA)
 

Comentarios